avance de fable iii
Hace meses que Lionhead tiene en mente Fable III, de eso no cabe duda. El equipo ha sabido ser discreto y, si Jonathan Ross no hubiese metido torpe y descomunalmente la pata con su comentario en Twitter tras los premios BAFTA, el anuncio del desarrollo de Fable III hubiese sido una de las noticias bomba más impactantes de la presente edición de la Gamescom. Con todo, aún encontrándose en un estado inicial en el desarrollo, ya se han comentado algunas cuestiones que a todos nos interesan.

fable3_logo
Las empresas desarrolladoras intentan tener una lógica continuidad en los productos que ofertan al mercado: antes de finalizar uno deben haber comenzado a pensar en el siguiente para no quedarse de brazos cruzados mirando a la pared con un “Y ahora, ¿qué?”. De este modo, hace varios meses —más o menos a mitad del desarrollo de Fable II (y con esto nos estamos yendo bastantes meses hacia atrás)—, en Lionhead se reunieron para plantearse cómo debería ser Fable III… lo que daríamos por haber estado en aquella reunión, aunque fuera tan sólo escuchando en un rincón de la sala.

Fable siempre ha reflexionado sobre la ética y la moral, sobre las decisiones que uno debe tomar por la moral impuesta que dice si algo es bueno o malo y la ética particular que nos dice si algo, además de ser bueno o malo, es conveniente o inconveniente para nuestros fines. En el periplo por la Saga Fable, nuestro personaje debía entrar a formar parte del Gremio de Héroes e intentar hacerse un hueco en un mundo plagado de otros como nosotros, que se disputaban las misiones en pos de la fama y la fortuna. En el segundo Fable, la caída de los héroes cientos de años atrás había dejado al mundo sin protección ante la posibilidad de un mal inmenso y arremetedor, y debíamos no sólo crecer nosotros como héroes, sino hacer que otros nos acompañasen para volver a retomar la defensa del mundo.

En este tercer Fable, habrán transcurrido 50 años desde el final del último, el mundo estará gobernado por un Tirano que ha transformado por completo Albión y nosotros seremos descendientes directos del último héroe —nuestro personaje en Fable II—. Siguiendo la estela de nuestro linaje (referencia de toda la saga a las leyendas europeas), deberemos tomar las riendas del destino para comenzar una revolución hasta conseguir el poder. El mundo ahora es una mezcla entre el estilo Imperio y el Victoriano, inmerso en el comienzo de la Revolución Industrial que proporcionó maravillas nunca vistas y entusiasmó a las masas: creó globos, barcos y automóviles, pero a la vez tiznó de negro las ciudades por culpa del carbón, mientras las hacía crecer de forma descontrolada. La estética Steampunk parece estar asegurada (algo que ya surgió en los foros del Fable II hace años) y, siguiendo su tónica, los desarrolladores de Lionhead tomaron buena nota —ya que siempre se han caracterizado por poner oídos, ojos y sentidos ante todas las sugerencias de sus seguidores y atenderlas—, lo que es muy de agradecer. En nuestro deambular por el nuevo mundo encontraremos tropas, cañones, puede que incluso guerras a gran escala.

fable-3-landscape
La industrialización no sólo ha cambiado la faz de Albión, sino que ha relegado a las criaturas de fábula a los rincones más oscuros del reino, a los lindes de los bosques, a los interiores de las masas forestales donde la luz hace que se confundan con el entorno, o a las cloacas donde se ocultan todo el tiempo. Y esta marginación no las ha contentado. Muy al contrario, el nuevo Albión será un sitio más oscuro, duro y peligroso. La naturaleza se ha visto afectada por las máquinas, el equilibrio del medio ambiente se está rompiendo, y nosotros tendremos que decir algo al respecto a lo largo de toda nuestra trayectoria hacia arriba, potenciándolo para conseguir aliados o preservándolo. Según parece, las decisiones contarán y mucho en nuestro entorno.

Pero, a pesar de sonar demasiado a un RTS al estilo de Black&White, desde Lionhead tienen muy claro que seguirá siendo un juego de Rol con grandes dosis de acción en tercera persona. Asimismo, aclaran que sólo están trabajando para integrarlo del mismo modo que lo hicieron anteriormente, para que los sistemas de lucha estuviesen entrelazados con el desarrollo de la historia y las decisiones que se debían tomar.

Fable III volverá a hablarnos de decisiones. Volverá a hablarnos del camino que va desde el anonimato al poder absoluto, pero incorporará un componente de responsabilidad además del moral. Deberemos plantearnos nuestras responsabilidades ante las decisiones y ver cómo el mundo entero cambia con ellas, esta vez a una escala muchísimo mayor. Parafraseando, “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, en Fable III nos van a exprimir para que lo recordemos. Ahora ampliarán más aún las consecuencias del juego: masacrar a un grupo de bandidos puede traer variadas situaciones a largo plazo y repercutir en el mundo de forma más profunda. Gobernar Albión no será cuestión de “mando las tropas aquí o allí” o “necesitan más madera en esta zona”. Nuevamente tendremos que tomar decisiones, esta vez juzgando e investigando para descubrir cuál es la verdad del asunto y luego tomar cartas en él.
fable iii xbox 360fable iii release
Aún es muy pronto para saber más, aún hay pocas novedades o noticias como para ampliar contenidos o detalles, pero lo cierto es que, a pesar de saberse desde hace tiempo que Fable III ya estaba en desarrollo, esta semana ha sido un hervidero de comentarios con respecto al trabajo de Lionhead, porque se sabe que sus juegos proponen siempre conceptos revolucionarios.

En el primer Fable, las decisiones te llevaban a ser más o menos malo y tu entorno reaccionaba según tu grado de bondad. En el segundo, tu entorno no sólo reaccionaba, sino que cambiabas el destino de la gente según tomabas tus decisiones y decidías.

En Fable III, cambiarás el mundo.

Rodrigo Perez 24 | 08 | 2009