avance majin gamescom
El panorama actual de los videojuegos está repleto de aventuras que muestran únicamente el lado “oscuro” de la violencia de forma directa, sin ningún significado detrás más que acabar con el enemigo. Así, a grandes rasgos, es la opinión que nos intentaron transmitir durante la puesta de largo en la Gamescom de Majin and the Forsaken Kingdom.

UN JUEGO DIFERENTE

Estando detrás de este juego el gran Yoshiki Okamoto y el propio Daisuke Uchiyama, no podemos esperarnos un título que siga los estándares establecidos. Fue precisamente este último el que nos presentó Majin and the Forsaken Kingdom en la Gamescom, recalcando que se negaba a que este juego fuese uno más, sin trasfondo ni importancia más allá del hecho de entretener al jugador.
avance majin gamescom
Como era de esperar, quieren crear un juego en el que, a pesar de haber enfrentamientos con enemigos, no sea éste un objetivo único, sin nada más que el fondo. Es por ello que se han sacado de la manga un juego como Majin, imposible de clasificar correctamente con sólo un primer vistazo y de cuya filosofía nos ha querido empapar Daisuke Uchiyama durante su breve pero fructífera presentación en la Gamescom.

El pilar principal de Majin and the Forsaken Kingdom es, sin duda alguna, la amistad. Y no sólo como un bello ideal que el argumento nos manda defender por una u otra razón, sino como un elemento que desde un principio el juego nos impondrá pero que, más adelante, terminará saliendo de nosotros mismos no sólo por la ayuda que nos supone sino por el propio apego que terminamos sintiendo por nuestro curioso compañero de aventuras.

PARA AVANZAR, COLABORA

Quizá el concepto de colaboración que nos ofrecen no es completamente novedoso. De hecho, ya hemos podido verlo en varios juegos de esta generación y en próximos lanzamientos, entre ellos el esperado Enslaved que, curiosamente, también distribuye Namco Bandai. Pero es el ambiente, el contexto, el que refuerza esa idea de amistad, de cooperación entre amigos destinados a entenderse.
avance majin xbox 360majin gameplay
No sólo tendremos que preocuparnos por combatir enemigos y salvar lo más rápidamente posible los obstáculos que nos encontraremos en cada nivel mientras “usamos” las habilidades de nuestro compañero de fatigas. Durante la partida a la que pudimos asistir como espectadores pudimos ver como las palabras de Uchiyama sobre la amistad tomaban sentido en un mundo colorista invadido por los enemigos a los que no nos queda más remedio que hacer frente.

Precisamente las condiciones en las que conocemos al Majin, un bonachón ogro, son las que ponen sobre raíles nuestra nueva y fructífera amistad. Al rescatarle ganamos un amigo fiel que nos ayudará de múltiples maneras en nuestra aventura, pero al que también tendremos que ayudar para sortear otros tantos obstáculos. Un camarada que nos defenderá de fieros enemigos, pero al que también tendremos que defender cuando le ataquen.

DOS SON COMPAÑÍA

Podremos colaborar con nuestro nuevo amigo dándole órdenes a través de la sencilla interfaz que han preparado para la ocasión. Pero no todo serán comodidades y en cada orden que demos tendremos que pensar en las consecuencias que podrán tener para nuestro amigo, ya sean por ataques del enemigo (en cuyo caso tendremos que acudir raudos a defenderle antes de que su barra de vida se vacíe) o porque le hemos llevado a alguna zona por la que no puede pasar.
majin gamescom ps3
Si bien es cierto que en ocasiones podrá crearnos algún problema y que más de uno dirá que mediante un simple cambio de personaje podríamos hacer la partida más rápida, precisamente la intención del juego no es esta. Pensar en nuestro nuevo amigo, en cómo superar juntos uno de los múltiples puzzles que nos esperan, en cómo darle una orden para que la cumpla de la mejor forma posible, en cuidarle para que siga creciendo y obteniendo habilidades cual RPG, teniendo paciencia con él cuando nos suponga más un problema que una ayuda… todas esas sensaciones son las que Majin and the Forsaken Kingdom nos va a intentar transmitir y que usando otro tipo de control se perderían.

Queda claro que estamos ante uno de esos juegos de culto que, una vez sea lanzado, sólo encontrará abrigo en aquellos que busquen experiencias nuevas pero, a la vez, amen las aventuras y RPG clásicas tipo “Legend of Zelda”. Tenemos grandes esperanzas en esta peculiar apuesta por la aventura y la amistad. Pronto veremos hasta dónde puede llegar este curioso juego y si el sistema de cooperación está tan bien implementado como parecía en la demostración.

Ernesto J. Perez-Durias 26 | 08 | 2010