Una jugadora de eSports

El mundo de los eSports crece a un ritmo vertiginoso tanto en seguidores como en la inversión que los distintos actores del sector están realizando para potenciar la industria relacionada. Las ligas mundiales de juegos como LoL y Overwatch son todo un acontecimiento, tanto que ya existen alrededor del planeta diferentes estadios y pabellones dedicados en exclusiva a esta disciplina que hasta ahora disputaba gran parte de las competiciones en recintos multiusos. El continente asiático es el principal impulsor y constructor de estos centros, pero ya tenemos lugar y fecha en occidente para la construcción de varios similares, el último en la ciudad de Filadelfia, Estados Unidos.

La empresa Comcast Spectator planea invertir hasta 50 millones de dólares para abrir en el año 2021 un estadio donde puedan jugar los Filadelfia Fusion, el equipo de este conglomerado de comunicación que disputa la Overwatch League. El Fusión Arena, como será bautizado, tendrá capacidad para 3500 personas, además de un centro de formación y oficinas para sus jugadores. Ver encuentros de eSports en directo en recintos exclusivamente dedicados para ello será cada vez más habitual durante los próximos meses, profesionalizando aún más si cabe una industria donde ya existen apuestas al estilo Marathonbet, donde los equipos realizan fichajes de jugadores mediáticos y donde los patrocinios están a la orden del día, con fabricantes buscando nuevas figuras con las que promocionar material informático y de videojuegos entre los millones de espectadores de todo el mundo. Eso sí, el recinto también podrá ser utilizado con otros fines como la celebración de eventos deportivos y conciertos.

La iniciativa de Comcast Spectator resulta novedosa porque supone ser el primer estadio construido desde cero en occidente para este fin. Sin embargo no es nueva ni única. En China y Corea los planes de expansión suponen la construcción de decenas de estadios de Sports, algunos incluso en territorio americano, como el que se planea empezar en el Casino Luxor de Las Vegas. La empresa Riot Games también ha anunciado la construcción de un LoL Park, dedicado en exclusiva a su universo de League of Legends y hasta Konami planea la construcción del Konami Creative Center en Tokio, un centro dedicado a esta modalidad. Blizzard como uno de los máximos exponentes de los eSports, desarrollador de algunos de los juegos más populares, cuenta ya con el Blizzard Arena con capacidad para 500 espectadores. Incluso el Real Madrid ha deslizado la posibilidad de que el futuro Santiago Bernabéu cuente con un espacio para deportes tecnológicos a través de su presidente Florentino Pérez, lo que representa perfectamente el creciente interés de la sociedad.

Los deportes electrónicos han llegado para quedarse. Los planes de expansión para las competiciones y su infraestructura serán también determinantes en su posible inclusión como deporte olímpico en el futuro, un asunto espinoso sobre el que el mismo COI ya se ha expresado de forma favorable, aunque aun faltan muchas cuestiones por discutir para que eso pueda hacerse realidad, la primera de ellas superar el rechazo del resto de la familia olímpica.

Carlos Sánchez 28 | 03 | 2019