Facebook ha comprado la compañía de realidad virtual Oculus, desarrolladora del casco Oculus Rift, por 2.000 millones de dólares. El gigante de las redes sociales mete así la cabeza en una nueva área que Mark Zuckerberg espera que brinde experiencias muy diversas en el futuro. La compañía no abandonará su enfoque hacia los videojuegos, prioritario, pero con el respaldo de Facebook se abrirá a otras áreas de la comunicación.

Oculus VR Rift comprado por Facebook

La operación se ha llevado a cabo con un desembolso de 2.000 millones de dólares, de los cuales 400 millones se han pagado en dinero y el resto en acciones de Facebook (23.1 millones de acciones valoradas en 1.600 millones de dólares). Además el acuerdo incluye un plus de 300 millones por incentivos.

Oculus VR es el líder actual de la tecnología de realidad virtual, de hecho, hasta el anuncio de Project Morpheus de Sony, apenas la única referencia. En estos momentos tiene 75.000 peticiones de kits de desarrollo para trabajar en juegos y aplicaciones para el casco Oculus Rift.

Oculus Rift casco

Oculus mantendrá sus instalaciones en Irvine, California y su prioridad es terminar Oculus Rift, la plataforma para llevar la VR a los videojuegos. Pero Facebook no se va a quedar solo ahí. “Después de los juegos, vamos a hacer de Oculus una plataforma para muchas experiencias”, ha comentado Zuckerberg. Sus planes son expandirse por áreas tan diversas como las comunicaciones, el entretenimiento, la educación o la sanidad.

Mark Zuckerberg explicaba la noticia a través de su muro de Facebook, como ya es habitual, este es un extracto traducido:

Estoy emocionado por anunciar que hemos llegado a un acuerdo para adquirir Oculus VR, el líder en tecnología de realidad virtual.

Nuestra misión es hacer el mundo más abierto y conectado. Durante los últimos años, eso ha significado básicamente desarrollar aplicaciones móviles que te ayudaran a compartir con la gente que te importa. Nos queda mucho por hacer con el móvil, pero en este momento sentimos que estamos en una posición en la que podemos empezar a centrarnos en las plataformas del futuro para asegurar experiencias más útiles, entretenidas y personales.

Ahí es donde entra Oculus. Construyen tecnología de realidad virtual, como el casco Oculus Rift. Cuando te lo pones, entras en un entorno generado por ordenador, como un juego o una escena de película o un lugar muy lejano. Lo increíble de esta tecnología es que sientes que estás realmente en otro lugar y con otra gente.

La realidad virtual fue una vez el sueño de la ciencia-ficción, pero internet también fue solo un sueño, así como los ordenadores y los smartphones.

Entre las últimas compras de Facebook encontramos la reciente adquisición de WhatsApp por 19.000 millones.

Rocío González en 26 | 03 | 2014