“Somos libres para seguir nuestro propio camino. Hay quienes están dispuestos a arrebatarnos esa libertad y quienes renuncian a ella gustosos, pero es la capacidad de elegir nuestra verdad la que nos hace humanos. No hay libro ni maestro que pueda ofreceros las respuestas, ni mostrarnos el camino. Elegid vuestro sendero, no me sigáis a mí, ni a nadie más”.
Ezio Auditore resumió a la perfección, con estas palabras, el carácter y el ideal que ha ido forjándose a través de las innumerables experiencias de su vida. Nacido en la República Florentina en 1459, ejerció sus labores de Profeta y Mentor de la Orden de los Asesinos.

JUSTICIA Y ASESINATOS

Tras presenciar la ejecución de su padre y de sus hermanos, quienes fueron ahorcados por una traición del mejor amigo del patriarca, el joven Ezio decidió vengar la muerte de su familia y pidió a su tío, con el que viviría durante un tiempo, que le enseñase a combatir. Pronto comenzarían sus grandes objetivos de liberación de Roma, Florencia o Constantinopla y su gran influencia en determinados círculos, que le llevarían a entablar amistad con personalidades como Leonardo da Vinci. Los asesinatos de la familia Pazzi o el intento de parar la enorme influencia que los Borgia ejercían en Roma a través de varios asesinatos son algunos de los acontecimientos que marcarían su trayectoria y que le llevarían a convertirse en un miembro imprescindible de la Orden de los Asesinos.

altair ibn la ahad assassins creed revelations ezio auditore da firenze 1920x1080 wallpaper_www.wall321.com_19

APARICIONES Y CARÁCTER

Sus apariciones han sido frecuentes. Con Assassin’s Creed: Lineage comenzó su presentación y con Assassin’s Creed II, Assassin’s Creed: La Hermandad y Assassin’s Creed: Revelations se consolidó como uno de los protagonistas de videojuegos más populares de la historia. Tanto es así que incluso aspectos de su vida aparecieron en novelas como Assassin’s Creed: Renaissance o cortos como Assassin’s Creed: Embers.

543534_400109760028080_719105135_n

Probablemente, en sus asesinatos por perseguir sus ideales, Ezio siguió el consejo de su padre de escoger sabiamente los movimientos, sin tener que esperar a que el enemigo actuase. Se anticipó siempre a la jugada, sorprendiendo a sus víctimas con su rapidez, agilidad y seguridad. Su muerte en el año 1524 por un ataque al corazón frente a la Basílica de Santa María del Fiore en Florencia marcó el fin en la vida de Ezio Auditore, personaje imprescindible en la saga Assassin’s Creed.

Lorena Garcés Abarca en 06 | 02 | 2013