Poco más de un mes ha pasado desde que Blizzard lanzara el parche 2.1.0 para Diablo III: Reaper of Souls en PC, y ya ha hecho lo propio también para PlayStation 4 y Xbox One, llevando a las consolas grandes novedades que hasta ahora solo disfrutaban los usuarios de compatibles.

Diablo III Reaper of Souls: parche 2.1.0

Entre las novedades que trae esta actualización destacan las cámaras, las gemas legendarias, las fallas superiores, Don Ramaladni y los Pozos negros.

El juego incluirá fallas superiores, un tipo especial de falla nephalem (sin resurrección en cadáver ni en ciudad, sin teletransporte) que ofrece dos recompensas: mejoras en las gemas legendarias o avanzar en nuevas fallas superiores. Las gemas legendarias, son nuevas gemas de este tipo de fallas y de las Cámaras, territorio de los Goblin a los que podremos acceder a través de portales que dejarán estos opulentos seres. Y hablando de nuevos territorios, se suman también los pozos negros: al entrar en fallas nephalem o fallas superiores, los jugadores podrán enfrentar a estos nuevos entornos aleatorios.

Don Ramaladni, por su parte, es un nuevo objeto legendario que permite añadir una ranura a un objeto que no tenga.

Estas no son las únicas novedades del parche 2.1.0, puedes consultarlas todas en la web oficial de Blizzard.

Diablo III: Reaper of Souls Ultimate Evil Edition está disponible en las consolas next-gen desde el pasado mes de agosto. Aquellos que ya hayan superado los actos del juego y de su expansión, encontrarán nuevos motivos para farmear por Santuario con este nuevo parche. En su momento publicamos las diferencias que tienen las ediciones de nueva generación con respecto al PC, ¿con cuál te quedas?

Rocío González en 08 | 10 | 2014