psp go
La nueva plataforma de Sony, fundada en una polémica revisión de su consola portátil PSP, cuenta ya con un futuro bastante difuso.

Por una parte, los aficionados al medio interactivo no acaban de estar convencidos ante esta estrategia de la compañía japonesa. Consideran que las escasas mejoras que incluye, la supresión del lector UMD y su exagerado precio (249 dólares/euros) son motivos más que suficientes para plantearse seriamente su compra.

Por otra parte, el hecho de que los juegos para la portátil tendrán que adquirirse vía online, en un precipitado intento por vislumbrar un futuro sin formato físico, ha puesto a la defensiva a cadenas de tiendas como Mediamarkt, Game Mania o Bart Smit, según datos vertidos en el portal PS3Hype.

No es de extrañar que las tiendas amenacen con no vender la próxima plataforma de Sony. Ofertar este tipo de consolas en sus estanterías, sería como tirar piedras sobre su propio tejado, pues estarían condenando una parte muy importante de las ventas de juegos físicos para PSP. Considerando que la venta de títulos es la mejor fuente de ingresos para estas tiendas, sobre la venta de plataformas, Sony puede estar a punto de recibir un serio revés en su nueva estrategia comercial.
mediamarktsony

Sergio Melero 22 | 06 | 2009