Presentación de Untill Down

Hoy día, todo se puede medir. Desde un objeto, una materia invisible a simple vista y hasta la emoción. El ser humano, además de razón, tiene curiosidad, y eso le caracteriza y le hace diferente. Esa curiosidad ha sido el impulso en la historia de la civilización para forjar ideas y plasmar esa inquietud en inventos creados para hacer más fácil la vida de los seres humanos. Sin embargo, hay cosas que no se pueden medir, como el amor, la tristeza o el miedo. Bueno, en lo que respecta al miedo las cosas parece que han cambiado, y tiene nombre y razón propia: El Índice Until Dawn.

Sony Computer Entertainment, en otra brillante campaña de promoción de sus títulos, ha invertido en la construcción de una máquina creada por ingenieros, con el único afán de medir nuestro miedo, entre otras tantas interpretaciones de aquellas sensaciones que esculpen al ser humano. Todos pasamos miedo, pero nunca hay una verdad absoluta para ello. Porque no todos sentimos igual, ni vemos la vida bajo el mismo prisma, y para ello, a la hora de crear El Índice de Until Dawn se ha apostado por medir distintas variables para, como resultado, recibir un número que dicta la razón de nuestro miedo, y ello jugando a un capítulo de Until Dawn.

Presentación de Untill Down

La máquina que da vida al llamado Índice de Until Dawn se compone de un cubículo en forma de hexágono reinado en su interior por un puesto de juego. El usuario se sitúa en una especie de asiento inclinado hacia atrás, pone sus dos pies sobre una barra situada bajo el televisor, e intenta centrarse en el capítulo del juego, mientras dos cámaras, una delantera y otra trasera, son testigos de cualquier mínima reacción. Pero para alcanzar suma perfección, en el brazo izquierdo se nos pone un tensiómetro, mientras que en el brazo derecho se nos mide el sudor y la subida de temperatura corporal.

En general, El índice Until Dawn mide nuestra tensión, el ritmo cardíaco, el balance térmico y la agitación ocular. ¿Y qué hay de la respiración? Aunque en el tráiler de presentación de este índice aparecía la mascarilla como un elemento más de medición, Sony España ha decidido, en el último momento, prescindir de este elemento en la prueba. Sony nos ha explicado que preferían que nuestras expresiones faciales usando la máquina fueran lo más fidedignas posibles, sin que existiera un elemento en nuestra cara que no dejara comprobar, con claridad, nuestras reacciones.

Presentación de Untill Down

Al concluir el experimento o prueba, como se precie, la máquina arroja hasta cinco resultados, el 1 siendo el menor y donde menos te asustas, y el 5 para aquellos que han entrado en pánico. De media, los componentes de la prensa han estado entre el nivel 3 y 4, teniendo en cuenta que muchos ya conocíamos en profundidad la escena presenciada. A ello hay que hablar de la mala insonorización de la máquina, que hacía que entrar en escena fuera muy complicado, escuchando más lo que se oía fuera del cubículo que los gritos desmesurados de la pobre chica del capítulo jugable.

David Hernández 28 | 08 | 2015