BIOGRAFÍA

Thorin II “Escudo de Roble” nació el año 2746 de la Tercera Edad del Sol en la Montaña Solitaria como hijo de Thráin II y nieto de Thrór – el último rey bajo la Montaña antes del ataque del dragón Smaug en 2770. Era de la raza de los enanos y a los 26 años tuvo que huir a las Tierras Brunas junto a su padre y a su abuelo, quien murió a manos del orco Azog, en Moria. A causa de la muerte de este, Thráin II comenzó la guerra entre enanos y orcos (que duró desde el año 2793 hasta el 2799).

El jóven pero valeroso Thorin participó activamente en la guerra con los orcos, y fue allí donde se ganó el apodo “escudo de roble”, ya que utilizó la rama de un roble para defenderse y atacar, cuando se quedó sin escudo.

Thorin Escudo de Roble

Tras la muerte de su padre Thráin, Thorin se convirtió en el rey del pueblo exiliado de Durin y pidió ayuda y consejo a Gandalf sobre cómo recuperar Erebor. El mago le recomienda formar una compañía y llevarse a Bilbo y doce enanos a fin de ir a la Montaña Solitaria, derrotar a Smaug y recuperar el tesoro ancestral que pertenecía a Thorin y a su familia.

ROL DE THORIN EN EL HOBBIT: UN VIAJE INESPERADO

Thorin es el primer personaje nuevo que encontramos en Un viaje inesperado. Se trata de un enano valiente, sucesor de reyes y rey, a su vez, del pueblo de Durin. Su frustración por haber tenido que exiliarse a causa del ataque de Smaug a su pueblo hará de la misión de ir a la Montaña Solitaria junto a la compañía – formada por Bilbo y los 12 enanos – algo muy personal. Es valiente, generoso y noble pero al mismo tiempo quisquilloso, orgulloso y de cólera fácil. El actor inglés Richard Armitage será el encargado de dar vida a Thorin.

El estudio Metro-Goldwyn-Mayer hace la siguiente descripción del personaje: “La historia tras el personaje apunta a que, como joven príncipe enano, Thorin fue testigo de la destrucción y el terror desatados tras el ataque de un dragón al reino enano de Erebor. Tras asesinar a muchos de los familiares de Thorin, el gran dragón, Smaug, entró a la Montaña Solitaria y tomó posesión de su vasta reserva de oro y joyas. Nadie llegó a la ayuda de los enanos, por lo que la una vez orgullosa y noble raza fue forzada a ir al exilio. Tras largos años de dificultades, Thorin creció y se convirtió en un fuerte y audaz guerrero reverenciado como líder. En su corazón, un fiero deseo creció; un deseo de reclamar su hogar y destruir a la bestia que trajo tal miseria a su gente. Cuando el destino le ofrece la oportunidad de aliarse con un individuo inusual, no la desaprovecha y busca venganza.”

Amalia Margarit 29 | 11 | 2012