Como si de una casa en llamas se tratara, Naughty Dog está viendo en las últimas semanas cómo algunos de sus pesos pesados abandonan el estudio. El último en irse ha sido Nate Wells, director de arte de The Last of Us.

Nate Wells

El mismo Nate Wells ha dado la noticia de su marcha en su Twitter, en el que ha informado que desde el 3 de abril forma parte del estudio Giant Sparrow, creadores del bellísimo The Unfinished Swan.

La marcha tan cercana de Amy Hennig (ya en Visceral Games), Justin Richmond (a Riot Games) y Nate Wells, puede haber sido casualidad, pero es obvio que puede hacer a muchos fans de los trabajos de Naughty Dog preguntarse cómo van a afectar estas bajas en sus próximos proyectos.

Fuente: TSA

Rocío González en 22 | 04 | 2014