Metal Gear Solid V: The Phantom Pain no ha sido nada barato, eso sí, está muy lejos de los presupuestos de títulos como Grand Theft Auto V o Destiny. El desarrollo de la nueva entrega de Metal Gear Solid habría costado 80 millones de dólares, según desvela Nikkei.

El periódico japonés ha publicado una pieza en la que repasa el estado actual de Konami y la compañía no sale muy bien parada de sus conclusiones.

MGS V Quiet y Big Boss

Nikkei habla de una ruptura en la empresa que comenzó con el lanzamiento de Dragon Collection, en 2010. Desde entonces, muchos de sus creativos han dejado la compañía y los que se han quedado han visto cómo se endurecía el ambiente de trabajo. Según relata el tabloide, los descansos de los trabajadores habrían pasado a estar regulados por tarjetas, y vigilados por cámaras. Además, aquellos menos productivos habrían cambiado sus tareas por otras en líneas de montaje o limpieza.

Acerca de la separación Konami-Kojima, todo podría haber venido por el retraso del juego (y suponemos que el consiguiente encarecimiento que supuso).

Mientras salen a la luz trapos sucios de Konami y la separación Konami-Kojima vuelve a confirmarse por una nueva fuente, el creativo japonés sigue a lo suyo con la promoción del título. Las últimas novedades, unas imágenes en calidad 4K de la versión PC:

Fuente | NEOGAF

Rocío González en 03 | 08 | 2015