En algún momento las máquinas tragaperras llegaron a ser el “patito feo” en los casinos físicos. Eran un actor secundario en una película de casino, protagonizada por los gandules de siempre, el póker y la ruleta eran las atracciones principales, las que daban el estatus a quienes las jugaban. Pero esto terminó cuando los dueños de los casinos se dieron cuenta de que las máquinas tragaperras eran justamente eso, unas máquinas de generar dinero, perfectas para llevar a los consumidores a un estado de éxtasis en la que las monedas fluyen una tras otra.

Pero ¿cómo es que llegamos hasta aquí? ¿Cómo es que los juegos de tragaperras no solamente revolucionaron los casinos, pero también el cómo usamos nuestros teléfonos móviles en cada tiempo muerto que tenemos? ¿Cómo es que pasaron a ser los protagonistas de la película? Vamos por partes con el tema.
Wheel of Fortune

Fuente: “Wheel of Fortune Slot Machines 2011 Summ” (CC BY 2.0) por stevendepolo

El día en que todo comenzó

Esta historia ni siquiera comienza en el siglo pasado, fue en 1898 cuando Charles Fey diseñó la Liberty Bell, la primera máquina tragaperras, constaba sólo de tres carretes que daban la oportunidad de una entre mil de ganar un jackpot de cincuenta centavos. En aquel entonces los juegos de mesa eran las principales atracciones de los casinos y las tragaperras eran lo que jugaban las esposas de los apostadores que estaban muy ocupados en las mesas.

Pero el juego cambió con la aparición de las máquinas tragaperras electromecánicas, las cuales permitieron que los jugadores insertaran más de una moneda para hacer sus apuestas, lo cual incrementó el riesgo y la generosidad de los premios. Esto por supuesto que fue una gran noticia para los dueños de los casinos, dado que la popularidad de las máquinas tragaperras les llevó más clientela a sus negocios.

La llegada del mundo digital

Las máquinas tragaperras en video fueron las sucesoras de las máquinas electromecánicas, ahora los premios se deciden a través de algoritmos que determinan las combinaciones de símbolos al azar. Este formato en video permite que estén presentes en computadoras y dispositivos móviles por igual. Esto quiere decir que ahora se pueden jugar desde donde sea sin perder su esencia, algo que sí sucedió con los que antes eran la atracción principal de los casinos. Además, la era digital permitió que desde una sola plataforma los jugadores tengan acceso a cientos de juegos de tragaperras diferentes, basados en películas, superhéroes, destinos exóticos, Dioses del olimpo, etc.

Lo que no se puede negar es que sí hay quien gana premios bastante gordos ¿son la mayoría? Por supuesto que no, pero de cualquier forma así es la vida, son pocos los que realmente ganan, y lo que nos queda es ese derecho a soñar que podemos ser parte de ese club.

Casino

Fuente: Pixabay

Carlos Sánchez 21 | 08 | 2018