Probablemente el juego que más colas generó durante el E3 fue precisamente sobre el que escribimos estas líneas, y no es para menos ya que la expectación sobre todo lo que rodea a la saga Star Wars se encuentra, desde que empezó a promocionarse el Episodio VII, en cotas altísimas.

Star Wars Battlefront mapa Hoth

La satisfacción de los jugadores que salían del stand de Electronic Arts era enorme, con caras de asombro y una sonrisa de oreja a oreja mientras se comentaban los unos a los otros lo alucinante de la experienci. ¿Es posible que fueran ya condicionados por todo el ‘hype’ generado? No quedó otro remedio que armarnos con un pase VIP para acceder cuanto antes a una partida de Battlefront y despejar todas nuestras dudas.

El hecho de la primera trilogía a recrear lo encontramos en el helado planeta de Hoth, cuando la base rebelde es descubierta por el Imperio y este manda a sus destructores a asediar y destruir cualquier atisbo de resistencia. Resistir la horda de soldados de asalto imperial y el lento avance de los AT-AT serán la clave del equipo Rebelde, mientras que el del equipo Imperial precisamente será el de asegurar que la base es destruida durante el tiempo que dura la partida.

20vs20 jugadores toman el control en diferentes bandos, encontrándonos nosotros en el de la Alianza Rebelde. Pronto descubriremos que el sistema de evolución de la partida es parecido al de los Battlefield (no en vano, ambos juegos son desarrollados por el célebre estudio DICE), y encadenar diferentes rachas de muertes enemigas nos permitirá acceder a armamento más destructivo, e incluso pilotar una T-47 con la que arponear las patas de un AT-AT y enredar el cable para destruirlo. Por el bando contrario, un jugador puede ponerse como artillero del AT-AT y dedicarse a destruir a placer todo lo que encuentre en su camino.

Mal que nos pese diremos que perdimos la partida, aunque realmente es algo que ocurría inevitablemente en el Episodio V poniéndose a salvo Luke y sus amigos tras escapar del asedio. Lo mejor de la experiencia ha sido comprobar de primera mano que el juego, corriendo sobre PS4, lucía increíblemente bien y moviéndose con una suavidad pasmosa. La inmersión conseguida era la de estar ahí, viviendo Star Wars en todo su esplendor y disipando cualquier duda sobre cuál va a ser el juego de estas navidades.

José Luis Fernández 23 | 06 | 2015