Guerrilla Games, que tan acostumbrados nos tenían al FPS desde sus inicios con la saga Killzone, han sorprendido a propios y extraños con un giro inesperado no sólo en cuanto a género sino también a estilo visual y temática. Fuimos invitados a una sala privada con parte del equipo para volver a recrear la demo vista durante la conferencia, jugada en tiempo real por parte de Lambert Wolterbeek, productor del juego.

Alloy con el arco en Horizon Zero Dawn

Al igual que ya vimos en la conferencia, el mundo postapocalíptico de Horizon: Zero Dawn presenta a una protagonista, llamada Aloy, muy primitiva que ha de desenvolverse en un universo completamente hostil. La historia es bastante simple, los escasos pobladores de la Tierra ignoran qué pasó miles de años atrás para que esta se poblara de bestias formadas por máquinas biomecánicas, y tienen que sobrevivir recolectando los recursos que las máquinas les pueden aportar.

Para lograr una gran inmersión, se recrea un entorno sandbox de enormes proporciones en el que Guerrilla asegura que veremos multitud de paisajes diferentes, y además del valle de la demo a la que hemos tenido acceso, viajaremos por parajes desérticos, boscosos o montañas nevadas entre otros. Cualquier punto del mapa es accesible, sin cargas, y por si fuera poco, el proyecto está encabezado por John González, antiguo director creativo de Obsidian. 

La jugabilidad, además del increíble aspecto visual y técnico del que hace gala pese a estar aún en una temprana fase de su desarrollo, fue lo que más nos sorprendió sin duda con sólo el uso de arco y ballesta. La interacción con el entorno promete multitud de elecciones como ya vimos: la manada de máquinas está pastando y la protagonista se acerca entre la maleza sin ser detectada, una vez derribamos a nuestra presa el resto huye despavorida y llega una especie de guardián del rebaño de enorme tamaño.

A partir de ahí, estrategia pura y dura con las diferentes flechas explosivas y eléctricas para derribar a la criatura mecánica que ataca con embestidas, coletazos, pisotones y disparo de proyectiles de unas lanzaderas que lleva equipadas a la espalda. El uso del entorno resulta crucial e incluso se pueden arrancar esas armas que lleva a la espalda para usarlas contra la bestia. Así acaba descubriendo su punto débil y cae fulminada, lo que nos permite saquear los valiosos materiales de que está compuesta.

Horizon Zero Dawn Alloy cazando

Aún así, Lambert quiere hacer especial hincapié en la multitud de posibilidades que ofrece el juego, y para ello nos ilustra con el uso de la ballesta y unas cuerdas cómo por ejemplo podemos tender y tensar esas cuerdas entre dos puntos y elaborar una trampa con ellas, de tal manera que uno de esos dinosaurios mecánicos cuando nos vea y cargue contra nosotros, se dañe seriamente con nuestro improvisado cable tensado. Todo apunta a que la planificación será crucial.

En definitiva uno de los juegos que más nos ha llamado la atención durante el presente E3, y no es para menos ya que supone un soplo de aire fresco a un estudio que hasta entonces había estado completamente centrado en los shooters

José Luis Fernández 23 | 06 | 2015