A pocas desarrolladoras se les permite la arrogancia de Criterion al afirmar que jamás producirán secuelas de juegos ajenos. Propuesta una continuación de Need for Speed: Most Wanted, los británicos se pusieron de morros y ofrecieron la alternativa de un remake al más puro estilo Hot Pursuit (1998 – 2010). Vista la excelente acogida del título, Electronic Arts no se lo pensó dos veces al dar luz verde.

Meses después nos enfrentamos a una versión muy avanzada del juego, en el marco de la conclusa Electronic Entertainment Expo. A bote pronto, podemos asegurar que Need for Speed: Most Wanted satisfará por igual a incondicionales del original (2005) y recién llegados. Como este, conduciremos un juego puramente arcade, impregnado del buen hacer a que acostumbra Criterion en el género.

ARCADE PURO

need for speed most wanted ps3

Llama poderosamente la atención el espectáculo visual que los padres de Burnout disponen en pantalla. Most Wanted eleva a la enésima potencia el impresionante acabado de Hot Purusit, sacando el jugo restante a Xbox 360 y PlayStation 3. A destacar expresamente la iluminación, de un realismo tan hermoso como incisivo en nuestra conducción. También los efectos derivados de las múltiples colisiones a que se prestan las carreras (retos de velocidad o huidas, esencialmente).

Porque sí, las persecuciones policiales tienen un papel crucial en el desarrollo de un título sin vicisitudes narrativas. Tan solo seremos nosotros, nuestro vehículo y un entorno abierto considerable por el que transitar en busca de acción. Dicha mecánica mediante, Criterion ratifica su experiencia con el excepcional Burnout Paradise, aquí enriquecido por Autolog. Vuelve por tanto el revolucionario sistema de interacción en línea, permitiéndonos retar y ser retados en cualquier momento de la partida. De hecho, la competición online será obligatoria si es que queremos hacernos con el número uno en la lista de los más buscados. Por eso Most Wanted busca picarnos, sobreimpresionando en pantalla los récords de nuestros amigos, ya no solo por tiempos en tal o cual evento, también se evalúa la distancia recorrida en salto, velocidad alcanzada en un tramo concreto e incluso máximo de daños causados durante el trayecto.

La demostración de marras también dejó patente una sensación de velocidad intensa como ella sola. Cada golpe al contrario se vive como si fuésemos dentro del coche, lo que también sentiremos en nuestro intento por esquivar las incordiantes barricadas. Aquí entran en juego los atajos y recovecos del mapeado, incluyéndose rampas que nos eleven por encima de las autoridades en espectaculares transiciones. En eso consistía precisamente la parte final de la demo, que en principio nos hizo recorrer una serie de checkpoints en el menor tiempo posible.

need for speed most wanted xbox 360

¿Qué decir? Fue agarrar el mando y no poder soltarlo, de tan a gusto que se estaba inmerso en el entramado de asfalto hilvanado por Criterion Games. Tal vez sea por las descargas de adrenalina que propicia o porque se disfruta tanto conduciéndolo como mirándolo, en cualquier caso Most Wanted es firme candidato a juego del año en el segmento más arcade de la velocidad. Need for Speed: Most Wanted llegará a Xbox 360, PlayStation 3, PC, PS Vita, iOS y Android el próximo 30 de octubre. El original sigue siendo aún hoy el título más vendido de la franquicia.

José Carlos Castillo 22 | 06 | 2012