Metal Gear Rising Revengeance es, ante todo, una redirección polémica de la saga, un Spin Off que no dejará indiferente a nadie y la oportunidad de Raiden para convertirse de nuevo en el protagonista de un videojuego de Kojima Productions. Y todo ello bajo el sello de Platinum Games, creadores de Vanquish y Bayonneta, con el objetivo de hacer de la acción y la violencia desmedida algunas de las señas de identidad de este videojuego.

El título que nos ocupa profundiza en la historia de Raiden, personaje que protagonizó con desigual suerte entre el público en recordado Metal Gear Solid 2, y en cómo la vida le llevó a luchar por la paz y la igualdad en un campo de batalla donde reina el caos. ¿Es posible conseguir la paz desmembrando sin compasión cualquier enemigo u obstáculo que ose interponerse en nuestro camino? Raiden opina que sí.

GRÁFICAMENTE ESPECTACULAR

El título que nos ocupa goza de un gran apartado gráfico. Bajo una ambientación estética equivalente (tanto en la paleta cromático como en la recreación estética) a la que pudimos disfrutar en Metal Gear Solid 4, la acción que se desarrolla en pantalla equivale a la sensación que tenemos en una montaña rusa.

metal gear solid revengeance avance e3

Enemigos por doquier, un gran plantel de combos y movimientos para cercenarlos en mil pedazos, Mechas de tamaño descomunal, armamento variado y toda la acción que podamos imaginar. Este Hack’n’slash deja de lado totalmente el factor sigilo que marcó tendencia en la saga, para desmarcarse ofreciendo una mezcla entre Bayonetta, Vanquish y Ninja Gaiden donde prima la diversión y la espectacularidad.

Pero uno de los factores que marca realmente la diferencia en este título de Platinum Games es la posibilidad de cortar casi cualquier enemigo, elemento y objeto presente en el escenarios mediante precisos y espectaculares sablazos. Helicópteros, columnas, vehículos, estructuras… muchos de los elementos que conforman los escenarios están preparados para sucumbir ante nosotros. Incluso podremos acabar con un enemigo escondido detrás de una columna cortándolo por la mitad a través de la piedra. Simplemente impresionante.

EL PODER DEL SAMURAI

En el videojuego que nos ocupa tendremos la oportunidad de disfrutar de Raiden en estado puro, de aquel que protagonizó contra Vamp uno de los combates más memorables de la historia de la saga en Metal Gear Solid 4. Embutidos en nuestro traje biomecánico tendremos la oportunidad de enfrentarnos contra todo un ejército formado por soldados, robots biomecánicos y ciborgs de todo tipo.

Avance Metal Gear Solid Revengeance

Por medio de un intuitivo sistema de combate, tendremos la oportunidad de desarrollar estéticas coreografías mientras los miembros amputados de nuestros rivales saltan por los aires, acompañados de unos exagerados chorros de sangre que, a nuestro juicio, no quedan del todo bien en el conjunto estético. Y no es que critiquemos la violencia del videojuego de Platinum, es que no nos cuadra que la misma sangre que desprende un rival humano, sea del mismo rojo que la que emana de los enemigos cibernéticos.

Tendremos un botón de golpe fuerte y otro para el ataque rápido. También existe la posibilidad de esquivar las acometidas mediante el gatillo derecho, botón que se usa también para correr. Con estos sencillos comandos las posibilidades son inmensas, aunque todavía queda por comprobar si el sistema será tan versátil y dinámico como el de Bayonetta. Pero sin ninguna duda lo que se lleva la palma es el llamativo “Blade Mode”. En medio de la acción podremos situarnos en frente del enemigo y, con el gatillo izquierdo, activar un “Tiempo Bala” que ralentiza la acción mientras dibujamos cortes mediante el stick analógico. Durante el tiempo limitado que dura este modo, podremos efectuar la cantidad de cortes que queramos, con el valor añadido de podrán ser en cualquier dirección. Sin duda alguna, ver cómo los enemigos empiezan a dividirse en trocitos genera una sensación muy satisfactoria y nos recuerda a la mítica escena de Dragon Ball cuando Trunks elimina a Freezer.

Con todo, aún quedan algunas incógnitas en lo referente a la duración del juego y también sobre su desarrollo, pues no sabemos hasta qué punto puede resultar monótono el título cuando acumulemos cientos de enemigos desmembrados. Por lo menos, este primer contacto con el Metal Gear Rising Revengeance nos ha servido para darnos cuenta de que Platinum Games sigue imprimiendo su sello en cada una de las producciones que desarrolla, eso sí, sin dejar de lado la estética propia de la saga.

Sergio Melero 14 | 06 | 2012