Con la saga de Ezio Auditore cerrada y el futuro de Desmond Miles en el aire (nunca mejor dicho), Ubisoft muestra con orgullo para lustre de un irregular E3 el tercer paso sólido para una de las franquicias más exitosas que han sido concebidas durante la ya añeja generación.

Casacas rojas, revolución y climas extremos en las Américas del siglo XVIII, serán los pilares para continuar la eterna batalla entre Asesinos y Templarios. Un ejercicio encomiable para el que, una vez más, los mejores estudios de la compañía a lo largo del planeta trabajan en estrecha colaboración.

ANIMUS 3.0

assassins creed 3 demo e3

Tome nota el lector de lo que supone el radical cambio histórico y la peculiaridad del entorno en el que se desarrolla la acción; por un lado el mapa de juego ha crecido exponencialmente por aquello de la superficie y, si bien seguirá contando con la armoniosa arquitectura de las ciudades, véanse Boston o Nueva York de la época, la diversidad geográfica de Norteamérica propone un nuevo concepto del parkour, como una de las señas de identidad que definen la saga. Ya sea desplazándose por la llanura, como atajando con rapidez entre la espesura de las copas de los árboles, el contexto histórico ha supuesto un soplo de aire fresco en la habitual fórmula jugable, que se enriquece tanto en plataformas, como en sigilo y combate.

Para esta nueva iteración, nada mejor que un asesino con sangre imperialista inglesa y nativa mohawk en 1777 -por lo que una primera impresión nos hace sospechar que el nuevo protagonista va a pillar de todas partes, y sólo su destreza y fe en el credo permitirán que salga airoso, al fin y al cabo ahí está escrito en el ADN de los sujetos estudiados por Abstergo-. Poco más sabemos al respecto, salvo que tendrá que lidiar entre diferentes facciones con muchos intereses en juego, teniendo en cuenta que nos encontramos en los albores de una nación, la cosa está al rojo vivo a nivel político y social ¡Es la guerra!.

Y nada mejor para acusar este factor inmersivo, que la nueva revisión de su motor gráfico para la ocasión. Lo mostrado en consolas si bien no acusa un aumento de detalle visual plausible, incorpora bondades como cambios climáticos dentro del ciclo día-noche, elementos como la nieve que condiciona todo el entorno en función de su espesura, o lo orgánico que resulta su diseño en entornos naturales. Sea como sea, la escalabilidad de dicha herramienta gráfica exprime con meridiana solvencia el actual hardware para tal fin.

UN INDIO CON RECURSOS

assassins creed 3 gameplay

Asesinar en función del entorno y subir de revoluciones los enfrentamientos va a suponer una arriesgada inyección de dinamismo en el aspecto jugable, algo que si bien supone hacer de la habilidad y destreza del jugador un valor a desarrollar, no revela si se ha aumentado la dificultad en los combates cuerpo a cuerpo contra varios enemigos, tal y como demandan los jugadores. Ahora la capacidad de asesinar se vuelve mucho más directa, rápida e incluso violenta, un cambio necesario en un contexto donde enemigos a media distancia pueden abrir fuego con sus mosquetes.

La rapidez y agilidad de Connor, harán de este mestizo una bomba jugable gracias a la alteración y condición de sus alrededores. Sobrevivir al duro invierno en las montañas boscosas obligará a lidiar contra manadas de lobos hambrientos, osos nada amistosos cuando se despiertan de su hibernación, y mucha nieve para ocultarse, seguir rastros, etc. En otro extremo, las batallas multitudinarias permitirán que asesinemos a placer, a toda pastilla y con mucho arte y salero, incorporando docenas de movimientos y animaciones para hacer del ataque y contraataque, un baile de muerte en función del timing y la interacción con el entorno.

Nuestra primera impresión pasa por reconocer el trabajo de Ubisoft respecto a esta saga, que nació con mal pie pero que rápidamente se enderezó para ofrecer títulos de calidad, una vez al año. Sin alterar el calendario todo apunta a que Assassin’s Creed III resulta el más ambicioso de toda la franquicia, a falta de poder probarlo en profundidad, y Ubisoft pretende demostrarlo incluso nutriendo de multiplataformas el catálogo de la inminente Wii U, que se diferenciará de sus versiones hermanas gracias al enfoque que los de Montreal quieran darle a su pantalla integrada en el mando. Como también es habitual, contará con ediciones especiales de diferente contenido siendo la edición Libertad, con figura en resina de Connor, el diario de George Washington y litografías; todo ello metido en caja metálica, la que se lleva la palma. Ya queda menos para el 31 de octubre.

José Luis Fernández 19 | 06 | 2012