Después de la presentación de Wii U en el E3 2011, durante la conferencia de Nintendo, la compañía nipona vio como sus acciones experimentaban caídas en el mercado de valores, lo que ha mostrado la desconfianza que ha generado el primer contacto visual con la consola.

Según Iwata, precisamente ahí reside el problema: “para realmente poder valorar Wii U con precisión, hay que probarla, lo que se vio durante la conferencia no es suficiente ni para hacerse una ligera idea de su potencial”. Satoru Iwata insiste en la idea de que él, por lo menos, está muy satisfecho de las impresiones que ha recibido de las personas que han probado el sistema durante la feria.

Por nuestra parte, en breve os detallaremos con pelos y señales nuestra experiencia directa con la máquina en Los Ángeles, despues de haber probado durante un periodo de tiempo considerable sus virtudes interactivas.

Sergio Melero 10 | 06 | 2011