La saga de Zelda volverá a deslumbrarnos a finales de 2011 y lo hará con un título destinado a ser uno de los mejores del catálogo de Wii. Y es que ser uno de los niños mimados de la factoría Nintendo (junto con Mario, principalmente) le otorga desde su concepción la categoría de obra sobresaliente, gracias en parte a la labor del creativo Shigeru Miyamoto, padre de la criatura.

Durante el pasado E3 2011 tuvimos la oportunidad de probar una nueva demo de Skyward Sword y las sensaciones que nos generó fueron muy satisfactorias, tanto que ya empezamos a plantearnos la disputa que tendrá este título con Super Mario Galaxy 2, nuestro predilecto de Wii en la redacción. Muchas son las novedades jugables que aporta la propuesta, que sacará a relucir el verdadero potencial del control por movimientos del que hace gala la consola de Nintendo.

WII MOTION PLUS LOVES LINK

Ya el año pasado tuvimos la suerte de probar este nuevo Zelda en el E3, donde quedamos gratamente sorprendidos por el estupendo uso que se hacía del WiiMote. Como ya sabréis muchos de vosotros, Wii Motion Plus será indispensable para jugar a Skyward Sword y desde Nintendo han sabido sacarle el máximo provecho posible. La precisión de nuestros movimientos se verá reflejada en pantalla con pasmoso resultado, demostrando que cuando se quiere se puede hacer muy buen uso del control por movimiento.

Podremos atacar con la espada y defendernos con el escudo utilizando nuestro cuerpo y nuestros brazos. Este Zelda nos mantendrá siempre en movimiento, ofreciendo al jugador una experiencia única, metiéndolo en la piel de Link casi literalmente y originando un festival jugable que pocos títulos han sabido ofrecer en Wii. Por supuesto, no sólo de espadas y escudos vivirá nuestro mudo héroe, por lo que tendremos a nuestra disposición un amplio arsenal de objetos secundarios (arcos, ganchos o escarabajos voladores), que harán las delicias de los jugadores.

Toda esta jugabilidad se verá acompañada por nuevos minijuegos (como volar a lomos de un ave gigante), que aportan variedad al conjunto y ofrecen más horas para una trama diferente, que nos muestra una Hyrule nunca vista en la franquicia y una princesa Zelda más realista y “humana”. Habrá personajes nuevos y podremos cabalgar sobre varias monturas, más allá de la entrañable Epona. Link también presentará algunos cambios, aunque las novedades estéticas quedarán eclipsadas por el potencial jugable de la obra. Técnica y gráficamente, Skyward Sword se convertirá en uno de los platos fuertes de las próximas Navidades.

MAZMORRAS Y ENEMIGOS COMPLEJOS

Otro de los aspectos que nos dejó encantados con la demo de este nuevo Zelda fue la complejidad de las mazmorras. No vamos a decir ahora que resultan imposibles, pero si es cierto que se nota un mayor esfuerzo en su creación para hacerlas más atractivas para los jugadores tradicionales. Deberemos inspeccionar todos los rincones de las diferentes estancias que visitaremos a lo largo de la aventura, que no serán precisamente pocas. Habrá gran variedad de escenarios, garantizando así más amplitud argumental y unas excelentes localizaciones.

Se mantendrán los elementos principales de la serie, como la resolución de puzles, aunque adaptados a las nuevas herramientas de Link y a Wii Motion Plus. Deberemos activar interruptores, buscar llaves, mapas… todos los ingredientes de un buen Zelda elevados a su máxima expresión para nuestro disfrute. No sabemos que duración exacta tendrá el título, pero esperamos que consiga mantenernos enganchados a la aventura durante mucho tiempo.

Los enemigos también presentarán interesantes novedades. Se acabaron los jefes finales de pacotilla (no todos, que algunos vistos en entregas anteriores eran muy complicados), ya que ahora tendremos que buscar sus puntos débiles antes de atacar. Esto sucederá con una buena parte de los monstruos que nos ataquen, algo que incrementa el valor estratégico del juego y que evitará que estemos quietos mucho rato, haciendo de la jugabilidad el apartado más interesante, como ya hemos destacado. Habrá enemigos finales de órdago, como Ghirahim (visto en la demo del E3 2011), que serán bastante duros de eliminar.

The Legend of Zelda: Skyward Sword tiene todos los ingredientes para convertirse, si no en el mejor juego de Wii, en uno de los tres más recomendables. Su apuesta jugable con Wii Motion Plus como estandarte, la variedad de escenarios, una trama que puede enganchar, cambios de diseño y un potente apartado visual pueden ser elementos más que suficientes para esperarlo como uno de los imprescindibles del año. Si a ello sumamos una buena variedad de mazmorras y un toque algo más estratégico para los combates, tenemos juegazo a la vista para Wii. Y eso es una excelente noticia.

Antonio López 16 | 06 | 2011