Un año despues de los acontecimientos desarrollados en Metro 2033, Moscú vuelve a ser el terrorífico escenario en acoger uno de los futuros más apocalípticos junto a Fallout 3. THQ, distribuidora del nuevo Metro Last Light, dejó claro en el E3 que, aun con los denodados esfuerzos del protagonista de la primera entrega, la cosa no ha ido a mejor. En el 2034, año en el que se ubica la nueva entrega, el aire sigue siendo irrespirable y los subterráneos continúan siendo la mejor opción para vivir. Mejor dicho, para sobrevivir.

LA RESISTENCIA RUSA

Y es que en la secuela del estudio ucraniano 4A Games las maldades y deformidades que habitan el hipotético futuro ruso persisten como las malas hierbas. No se conforman con sobrevivir, sino que quieren vivir a sus anchas conquistando ya no solo la superficie -tarea resuelta- sino que también quieren adueñarse del único salvoconducto humano: el suburbano.

Cierto es que, ante tan funesto panorama, contaremos con alguna ventaja extra como nuevas armas, entre ellas la ametralladora pesada portátil; además, tras los hechos en 2033 habremos afinado nuestra puntería con lo que disparar a ciertas extremidades nos dará una enorme ventaja en combate, en ciertas ocasiones. Además de la espectacularidad que eso le confiere a un shooter, la acción ganará enteros en realismo al dificultar el movimiento del enemigo, retrasar su ataque… una experiencia sublime al ir acompañada de los nuevos entornos de Metro Last Light, pues con el simple fogonazo de una pistola o la nimia lumbre de un mechero podemos descubrir magníficos parajes gracias a la iluminación volumétrica de este título -totalmente apreciable a través del encendedor que hace arder a su paso unas telarañas en el nuevo tráiler presentado en el E3-.

Y así es como descubrimos, según susodicho vídeo -de un aire muy cinematográfico-, que los bajos fondos de Moscú albergarán esta vez algo más que monstruosas criaturas. Sí, como en cualquier buen FPS que se precie -Wolfstein, Medal of Honor y en Killzone es casi hablar de lo mismo…-, por enésima vez los nazis aparecen en escena para poner las cosas más difíciles si cabe.

Con todo un escuadrón nazi se topa nuestro protagonista; una decena de soldados que se antojan como los Rangers del Fallout 3, con servoarmadura y todo. Aunque también hay que decir que estos híbridos entre el juego de Bethesda y las SS emergen como seres más oscuros y malvados de lo que ya son de por sí. Ataviados con tales corazas futuristas y largas y raídas gabardinas, los soldados se giran sobre sí mismos para iniciar la carnicería ante la intromisión del protagonista.

Así es Metro Last Light: todos contra ti. ¿Desventajas? Todas. ¿Ventajas? Una. La parafernalia visual que se desatará a nuestro paso por la Madre Rusia no tendrá precedentes.

Prueba de ello será que, por poner un ejemplo, cada disparo iluminará la estancia y todo será visible y comprensible durante apenas un segundo. De este modo, la única forma de localizar a los enemigos en la total oscuridad durante una refriega será estando atento con cada disparo.

Por si fuera poco, nuestros adversarios serán en esta ocasión más taimados, pues no se han quedado atrás y conocen mucho mejor el suburbano -pero siempre irán un paso por detrás nuestro, pues la exploración es básica en este título-. La nueva IA implementada les permitirá actuar fiera y calculadoramente como la mejor manada de raptores o el más condecorado escuadrón nazi, según su naturaleza. Por fortuna, nuestro poder de destrucción, como hemos dicho antes, ha aumentado.

Gracias a ello podremos realizar auténticas escabechinas, pues la tensión producida por el desarrollo “survival horror” provocará que deseemos apretar el gatillo, con lo que provocaremos la ruina escénica y orgánica de todo cuanto nos rodee. El sistema de destrucción dinámica del juego se ocupará de ello: cajas astilladas en mil pedazos, paredes agrietadas y miembros cercenados pasarán ante nuestros ojos, en primera persona, como la vida misma. La estampa promete ser sobrecogedora y más de uno competirá por ser el que retrató el pantallazo más bestia con “ImprPant” en el PC.

Aunque algunos no podrán captar dicha masacre, igualmente podrán disfrutar de Metro Last Light en plataformas como PS3, Xbox 360 y Wii U, la nueva consola de sobremesa de Nintendo.

David Alvarez 27 | 06 | 2011