Está llegando. De nuevo está aquí tras tanto tiempo aparentemente dormido, tras tanto tiempo esperando. El mal se extiende por la Tierra Media, en el Norte un ejército oscuro se forma preparándose para invadir y arrasar todo lo que encuentre a su paso guiados por el Ojo que todo lo ve. Orcos, Trolls de las Cavernas, enemigos poderosos, salvajes, llenos de ira hacia todo lo que no represente a su Señor Sauron.

Snowblind Studios trae de la mano de Warner Bros Interactive Entertainment este juego de rol de acción para mayores de 18 años ambientado en el universo de El Señor de los Anillos, donde se desarrolla una historia paralela al periplo del Anillo Único centrándose en la historia de la Guerra del Norte. En esas frías tierras deberemos encarnar a tres héroes que pelean codo con codo para detener la invasión.

APARTADO TÉCNICO

Preparado para PC, Xbox 360 y PlayStation 3, El Señor de los Anillos: La Guerra del Norte es el primer juego para mayores de 18 años, con todo lo que ello representa. La estética se diferencia de los juegos previos relacionados con ESDLA en que es mucho más oscura, con sombras y texturas mucho más contrastadas y en ocasiones de aspecto más sucio y llamativo que sus predecesores. Los escenarios son sensiblemente más grandes con mayor libertad de acción, lo que permite horas de juego y búsquedas.

A pesar de ser un hack’n slash relativamente tranquilo, en cierta medida cercano a Castlevania Lords of Shadow o a El Retorno del Rey en su estilo, la sangre es más abundante, las batallas mucho más duras y cruentas, en muchas ocasiones nos veremos en serios aprietos para mantenernos con vida, algo casi imposible en ocasiones si no trabajamos en modo cooperativo.

En ocasiones el juego es cercano, tanto en estética como en dinámica de juego, a Dark Souls pero por supuesto siempre sin ser tan difícil (recordemos que Dark Souls era en ocasiones frustrante por su extrema dificultad). La banda sonora es realmente excepcional, tanto en los efectos especiales como en música o ambientación, sin posibilidad de poner ningún pero. La inmersión en el mundo de El Señor de los Anillos es completa.

JUGABILIDAD

En El Señor de los Anillos: La Guerra del Norte el modo cooperativo es especialmente importante. Si bien podemos pasar la contienda en solitario es en cooperativo donde realmente llegamos a disfrutar del juego, pudiendo colaborar hasta tres jugadores. Como hemos comentado, en ocasiones la ayuda nos será realmente necesaria, si no imprescindible. Igualmente, la posibilidad de jugar en modo online nos ofrece posibilidades múltiples y una nueva dimensión para jugar.

La dinámica de juego es sencilla dado que es un hack’n slash, es decir, a excepción de tus compañeros de viaje cualquier otro ser que aparezca delante es susceptible de ser destrozado a golpe de filo, atravesado por una flecha potenciada por un hechizo o aplastado del modo que mejor convenga, y se puede encontrar una multitud de oportunidades para demostrar la eficacia de nuestro filo. El juego se convierte en un arcade de acción pura, pero no pensemos que por ser un arcade en el que podamos desmembrar a todo enemigo que se nos presente será fácil. Es un juego relativamente lineal pero explosivo, que nos lo pondrá difícil sobre todo al comienzo, cuando aún no habremos desarrollado completamente nuestras dinámicas de juego, pero en el que no podremos dormirnos conforme tengamos más habilidad porque un descuido nos hará encontrarnos atravesados por un hacha o aplastados por la porra blindada de un Troll de las Cavernas.

El Señor de los Anillos: La Guerra del Norte nos sumergirá en el mundo de la Tierra media como ningún juego antes, al ser un título más adulto, redondo y oscuro las batallas serán más reales y cercanas, y la banda sonora nos sumergirá en una atmósfera donde los elfos y los enanos andarán a nuestro lado, donde el olor a Uruk-Hai nos pondrá en guardia sabiendo que nuestra habilidad será lo único que separe la vida de la muerte, y lo que es más importante, lo único que podrá salvar incontables vidas en el Norte de la Tierra Media.

Rodrigo Perez 14 | 06 | 2011