El E3 está dejando nuevos detalles y la posibilidad de jugar demostraciones de títulos cuyo desarrollo ya está casi en estado “gold” y su llegada a las tiendas es inminente. El caso que nos ocupa es el de Deus Ex: Human Revolution, tercera entrega de la conocida franquicia que apostará por una jugabilidad más enfocada en la interacción social, con los objetos y armas que el protagonista tenga a disposición, entre otros muchos elementos.

MECÁNICA DIFERENTE, MISMA ESTÉTICA

La premisa de juego prima por su sencillez, teniendo en cuenta que los dos juegos anteriores se basaban en la mecánica de los FPS, una vista subjetiva en la que disparar a todo lo que salía por paso del protagonista y la realización de misiones en los escenarios disponibles. Pero Deus Ex: Human Revolution radicaliza en juego mucho más avanzado, con tintes de rol que permitirá a los usuarios interactuar con todos los elementos que se encuentren por el entorno. Imponiendo estos cánones, los jugadores tendrán la posibilidad de hablar con todos los personajes que vayan encontrando a su paso, pudiendo conversar con ellos y conseguir nuevos detalles de los objetivos a realizar o lugares a los que dirigirse, por lo que se sacará mucha más información de esta manera que disparando sin ton ni son.

El diseño de los escenarios y su posibilidad de interactuar con todos los objetos que se encuentran son toda una ayuda para dotar de más realismo a la experiencia jugable. Con esto, queremos hacer hincapié de todos los objetos que serán de vital importancia a lo largo de nuestra aventura cibernética. Todo estará a nuestra disposición, ya sea para lanzarlos contra los enemigos, parapetarnos con ellos o montar unas sencillas estructuras con las que escalar y acceder a zonas que previamente eran inaccesibles. Aunque desde un primer momento del título no se podrán desplazar al antojo todos los que vayan apareciendo debido a que podrían ser de un peso muy elevado y se deberá utilizar un gadget cibernético que pueda ofrecer esas características al protagonista.

Pero no solo se contará con “aparatos” que puedan cumplir las funciones de desplazamiento de objetos, sino que se podrá optar a una amplia gama de accesorios como un camuflaje óptico que nos dotará de invisibilidad ante los enemigos durante un breve periodo de tiempo. También se contará con un visor que dará la capacidad de ver a través de las paredes y tener la ventaja de tener constancia de cuáles son las posiciones de los enemigos o distribución de los objetos, aunque este se encontrará muy limitado a merced de las baterías que se tengan, que harán un poco más justa la experiencia de juego y no facilitar tanto las partidas. Otra de las posibilidades a tener muy en cuenta es la de adquirir mejoras cibernéticas para el cuerpo del personaje, dando unas habilidades más amplias, como correr de manera más rápida, apuntar con precisión u otras respecto a las armas, como utilizar silenciador o más munición.

La acción no solo se basará en la experiencia de disparos en primera persona, sino que también se tendrán unas pequeñas pruebas que darán mucha más variedad a Deus Ex: Human Revolution. Una de ellas es hackear sistemas cibernéticos mediante unos sencillos puzles, aunque si el jugador termina errando en estos, se alertará a los guardias de seguridad que no tendrán piedad para aniquilar a los que se encuentren a su paso. Aunque estos sistemas se encontrarán en algunas salas, es muy aconsejable que se tenga cierta precaución a la hora de atravesar zonas peligrosas, lo que dará al juego un punto de vista más estratégico.

Para ello, no simplemente habrá que cubrirse con los elementos, también habrá que ganar en sigilo para poder ejecutar algunas habilidades como aniquilar a dos guardias de seguridad al mismo tiempo con una llave, destrozar cámaras de seguridad, cubrirnos o saquear a los cadáveres enemigos con los que conseguir objetos. La mecánica de combate respeta al clásico y como novedad, cada acción repercutirá de alguna manera en concreto en la historia, dando una experiencia de lo más innovadora.

APARTADO TÉCNICO CIBERNÉTICO

Respecto a sus aspectos técnicos, mencionar que los gráficos han sido mejorados respecto a las anteriores apariciones que realizó (como puede ser el caso de la GamesCom o el pasado E3 2010). Durante su desarrollo, se ha puesto especial énfasis en los efectos de luces y sombras, que dan una ambientación de lo más lograda. Sus físicas son muy realistas, teniendo en cuenta los casos de los movimientos que se realizan cuando se manipulan cadáveres o se abate a los enemigos. Por último, resaltaremos que su estilo artístico ha sido totalmente renovado, dándonos la oportunidad de visualizar una estética totalmente cyber-punk.

Esto es todo lo que dio de sí la demo de Deus Ex: Human Revolution, un título que tendrá una duración aproximada de 20 horas, una longitud muy extensa para los juegos que se nos han ofrecido en la actual generación. Todos estos detalles hacen de esta tercera entrega una muy buena apuesta y cuyo éxito en ventas está más que asegurado.

David Cabezas 10 | 06 | 2011