Capcom ha visto el éxito que tiene la saga Dead Rising entre los jugadores y ha decidido alargar un poco más la experiencia ofrecida en Dead Rising 2. Para que el movimiento les salga redondo han querido tener de protagonista indiscutible al amigo Frank West, el personaje principal del título original y coprotagonista del DLC más interesante de la franquicia.

Para colmo, se ha sabido que Dead Rising 2: Off The Record llegará a las tiendas a precio reducido, por lo que pocas excusas podrán presentar los amantes de la saga para darle un buen tiento a la propuesta. Vuelven los zombies, las armas imposibles, los personajes más estrafalarios y el gore más gamberro y desvergonzado que haya aparecido jamás en consola alguna.

ZOMBIS, ZOMBIS EVERYWHERE

La historia nos llevará, más o menos, al mismo momento en el que suceden los acontecimientos de Dead Rising 2. Mientras el bueno de Chuck Green se dedica a masacrar zombies para salvar la vida de su hija y limpiar su nombre, Frank West se dedica a sobrevivir utilizando sus técnicas de combate y su cámara fotográfica, con la que espera algún día convertirse en el mejor periodista gráfico, querido por sus compañeros y deseado por las mujeres. Pero hasta que llegue ese momento, el amigo Frank deberá pagarse el pan compitiendo en extraños deportes contra zombis, como ya vimos en DR2.

Así, parece que los acontecimientos de Dead Rising 2: Off The Record tendrán lugar a la misma vez que los de Dead Rising 2, por lo que al fin descubriremos qué estuvo haciendo Frank durante la pandemia zombie de Fortune City y cómo llego a cruzarse con Green. Durante la demo que pudimos probar en el E3 2011 no vimos que los escenarios fuesen los mismos que los de la segunda entrega, aunque si resultaban bastante parecidos. Algo lógico si tenemos en cuenta que se trata de la misma ciudad.

Pero si hubo algo que consiguió conquistar nuestros corazones fue el rediseño de Frank West. Todo hace pensar que el protagonista de esta especie de secuela ha pasado por sus peores momentos. Ha engordado, se está quedando calvo y los estragos de la edad aparecen con más fuerza que nunca en su rostro. El detalle de mostrar a un Frank desmejorado nos parece divertido y puede llegar a dar mucho juego en el producto final si se trata con eficacia. Si añadimos la posibilidad de cambiarnos el modelito y poneros extras a cada cual más absurdo, tenemos un Dead Rising en toda regla.

AUTOFOTOS EN EL BAÑO

Una de las novedades más curiosas y divertidas nos permitirá hacernos fotografías con los zombis, lo que ofrecerá como resultado imágenes descacharrantes. El espíritu cani de West termina por adueñarse de todo el juego y esto se verá reflejado en el resultado final, o eso esperamos. Volveremos a tener montones de zombies en pantalla y podremos descubrir nuevos modelos, aportando algo de variedad al catálogo de monstruos que ya conocíamos de entregas anteriores.

Dead Rising 2: Off The Record parece a medio camino entre una expansión y una secuela y desde Capcom se están esforzando en hacer bien su trabajo. Por ello, el título se venderá en formato físico y contará con una presentación más que digna, para que los fans de la franquicia puedan disfrutar con él igual que lo hicieron con la segunda entrega. Off The Record será mucho más gamberro y desenfrenado, por lo que la diversión y los momentos “cabras” estarán a la orden del día.

A nivel general, todo el juego parece más pulido y gráficamente luce algo mejor. La jugabilidad será muy similar a la vista en toda la franquicia, aunque volveremos a tener los peculiares movimientos de Frank como excusa para aniquilar zombies sin parar. También deberemos resolver una serie de casos, además de buscar PP en situaciones y objetos para fotografiar, salvar algún que otro superviviente y acabar con los psicópatas de turno (aún no hemos visto ninguno). Pero el objetivo principal será volver a tomar el control de Frank para demostrar que siempre fue el verdadero protagonista.

Puede que Dead Rising 2: Off The Record no sea el título más esperado del año, pero el cada vez mayor grupo de fans de la saga estarán esperándolo con bastantes ganas. La demo que probamos durante el E3 2011 nos dejó buen sabor de boca y parece que la diversión está más que garantizada, algo que nos parece motivo de sobra para darle una oportunidad. Aunque a primera vista pueda parecer idéntico a Dead Rising 2, se añaden los cambios necesarios como para lanzarlo al mercado doméstico en formato físico, algo que demuestra la fe que tiene Capcom en su producto. Esperemos que Frank sea capaz de machacar muertos vivientes como él sabe: con humor, mucho sentido del humor.

Antonio López 24 | 06 | 2011