Cuando se lanzó Batman: Arkham Asylum, muchos quedamos gratamente sorprendidos por la propuesta. El título consiguió críticas notables, buenas ventas y, lo más importante, demostrar que los juegos basados en IPs de superhéroes no son siempre motivo de burla. Con su secuela, Batman: Arkham City, a la vuelta de la esquina, hemos tenido la suerte de probar el título durante el pasado E3 2011.

El título dejará atrás el escenario principal de la obra original para dejar a todos los enemigos de Batman deambulando por Gotham. Joker, Dos Caras o Pingüino serán algunos de los terribles villanos que nos intentarán hacer la vida imposible. Por suerte, también podremos disfrutar con la sensual compañía de Catwoman, que no ha querido perderse la fiesta de uno de los juegos más esperados del año para PC, PS3 y Xbox 360. Y para Wii U, noticia confirmada en la conferencia de prensa de Nintendo del E3.

EL TAMAÑO SI IMPORTA

Al menos en lo que se refiere a los videojuegos. Si el primer Batman nos ofrecía un escenario interactivo cerrado, amplio pero cerrado, este Arkham City nos dará un mapa hasta cinco veces más grande, con infinidad de edificios por explorar. Gracias al escenario más amplio todo se vuelve mucho más espectacular, algo que consiguió hacer de la propuesta de Rocksteady uno de los mejores juegos de todo el evento angelino. La obra ofrecerá escenarios muy detallados, de tonos oscuros y melancólicos, al más puro estilo de El Caballero Oscuro (The Dark Knight, 2008).

Otro elemento que ha crecido en importancia han sido los combates. Y no porque el juego se haya convertido en un machacabotones, si no porque ahora deberemos hacer frente a muchos enemigos en pantalla. La jugabilidad de ha mejorada y veremos movimientos y combos espectaculares, con ralentizaciones de cámara muy cinematográficas que amplían la experiencia de juego y consiguen generar en el usuario sensaciones muy satisfactorias.

Las animaciones están muy conseguidas, los golpes llegan a doler y los impactos suenan duro. A nuestros enemigos les aparecerá una marca cuando estén a punto de golpearnos. Si contraatacamos en ese preciso momento, conseguiremos realizar un combo coreografiado que dejará al villano inconsciente. Pero claro, el bueno de Batman no puede vivir solo de los combates, así que los movimientos por el escenario y el protagonismo de Catwoman serán sus principales aliados.

GOTHAM, ESA CIUDAD ENCANTADORA

Como ya hemos comentado, el escenario principal de Batman: Arkham City será una buena parte de la ciudad de Gotham. El juego ofrecerá una libertad de movimientos muy parecida a la que muestran título “sandbox” por todos conocidos, aunque aquí dejaremos de lado las actividades pandilocas para salvaguardar el bien de la ciudadanía. La habilidad para planear de Batman se ha visto incrementada y podremos salvar las grandes distancias que separan los gigantescos edificios que pueblan el mapeado.

Batman podrá realizar un movimiento doble para planear, ofreciendo una sensación de ingravidez momentánea, que nos pondrá a volar, literalmente, por Gotham. Por supuesto, terminaremos cayendo al vacío, por lo que tendremos que ayudarnos con las herramientas del hombre murciélago para sobrevivir. Así, gracias al garfio, podremos engancharnos a las paredes y salientes, mantenernos siempre en movimiento y acabar con la amenaza de los enemigos que pueblan la ciudad. Unos enemigos entre los que se encuentra El Pingüino, que ya había sido confirmado pero que no habíamos visto en pantalla hasta el momento de probar la demo.

Con todo, no sólo de malos malosos se nutre el universo de Batman. Catwoman aportará su granito de arena y se convertirá en un personaje jugable durante una parte del título. Ella tendrá poderes especiales muy diferentes a los de Batman. Así, podremos trepar por las paredes sin problema, escuchar conversaciones lejanas gracias a sus orejas de gata y, como no, tendremos el sadomasoquista látigo como arma principal, ideal para dejar en ridículo a nuestros enemigos, desplazarnos por el escenario y mantenernos ocultos cuando sea preciso. Y, qué diablos, también es el complemento fetichista ideal para el personaje más erótico de la saga. Con Catwoman todo será sigilo, sensualidad y una forma diferente de entender Arkham City.

El lanzamiento de esta esperada continuación está muy próximo. Su éxito es casi indiscutible y pocos dudan de que sea capaz de superar el título original, que nos dejó un sabor de boca estupendo, digno de los mejores platos. La inclusión de nuevos enemigos, de más acción, de nuevos retos y puzles, así como de un escenario más amplio y repleto de detalles, hacen de este Batman: Arkham City una de las propuestas más esperadas del año por la redacción de juegosDB. Y es que meterse en la piel de este mítico héroe de las viñetas nunca había sido tan placentero.

Antonio López 18 | 06 | 2011