avance vanquish
Ni Marcus Phoenix ni Jefe Maestro; sólo alguien tan atlético y chulesco como Sam Gideon podía detener a los rusos antes de que éstos den paso a la segunda Guerra Fría. Sí, vale, el protagonista es un fumador empedernido pero… ¿quién se atreve a ponerse tiquismiquis en medio de un brutal tiroteo futurista?

Una desarrolladora joven lo tiene muy difícil para convertirse en poco tiempo en un referente de la actualidad “videojuegil”, pero Platinum Games no sólo ha cumplido tamaña proeza, sino que encima lo ha hecho de la misma forma con la que crea sus títulos: a lo grande.

Y si no, que se lo digan a SEGA, ya que gracias al acuerdo de distribuir cuatro juegos de Platinum Games ha conseguido un auténtico póker de variedad: el sadismo monocromático de MadWorld, la odisea espacial obsesiva-compulsiva de Infinite Space, la acción exagerada y parca en vestuario de Bayonneta… y Vanquish, un shooter en tercera persona cuyo protagonista prioriza tomarse un pitillo a detener el inicio de una Guerra Fría futurista.

GEARS OF WAR + LOST PLANET

El sistema de coberturas del cuarto título de Platinum Games recuerda inevitablemente a Gears of War y asociados, pero el movimiento del héroe, Sam Gideon, y su estilo de disparo ofrecen ciertas reminiscencias a Lost Planet.
avance de vanquishvanquish ps3
El giro de tuerca de Vanquish consiste en introducir unas mecánicas tan consolidadas como éstas en combates cuerpo a cuerpo a cámara lenta en los que es imposible discernir la procedencia de tantas balas.
La demostración del E3 da comienzo en medio del asalto estadounidense para recuperar una estación espacial robada por los rusos. El atlético protagonista debe abrirse paso con su traje especial mientras elimina a hordas prácticamente infinitas de robots enemigos.

Es posible que Shinji Mikami -mítico desarrollador a cargo del título- sea fan de las últimas películas de Tranformers e incluso que esconda en su armario un poster de Megan Fox mostrando sus únicas cualidades -no artísticas, por cierto; el brazo futurista del traje de Gideon puede transformarse automáticamente en cualquier arma -cruceta mediante: escopeta, ametralladora, rifle… Sin olvidar que el intrépido héroe ha caído en las garras de la cleptomanía y recogerá todo lo que no esté clavado en el suelo.

LA VELOCIDAD VENCE A LOS ESTEROIDES

No obstante, Sam goza de una complexión atlética que lo diferencia del resto de esteroides con patas que pululan por los juegos de acción. Una vez haya debilitado a los enemigos, el protagonista se deslizará hacia su localización y realizará un movimiento aniquilador en exquisita cámara lenta, para que nadie pierda detalle de la demostración más práctica de que el tópico “la máquina vencerá al hombre” es una falacia.

Los jets del traje permiten al jugador derrapar a gran velocidad por los vastos y variados escenarios mientras dispara a placer a todo lo que se le ponga por delante. La mecánica acrobática sirve tanto de táctica evasiva cuando la situación se torne cruenta como de herramienta de destrucción estilística; Gideon se aproximará al enemigo con elegancia y lo empotrará contra su propio escudo o lo aniquilará utilizando los ataques cuerpo a cuerpo de su arma multiforme.
vanquish trailer vanquish xbox 360
La acción a cámara lenta se activará automáticamente cuando el protagonista esté malherido para facilitar al jugador la búsqueda de cobertura. Ya recuperado, Gideon puede lanzarse en horizontal desde su escondite temporal y vengarse de sus asaltantes robóticos.

Dicen que fumar perjudica seriamente la salud, pero tales advertencias carecen de relevancia en medio de un tiroteo futurista en el que cada bala parece sentir magnetismo hacia el protagonista. Así que Sam no tendrá reparos en echar una calada entre secuencia y secuencia, con lanzamiento chulesco de colilla incluido.

¿PUNTOS DÉBILES LUMINOSOS?…

… ¿QTE? SÍ, ES UN JEFE FINAL DE PIES A CABEZA. Cuando el hangar queda limpio de enemigos gracias a la combinación de coberturas, acrobacias y ataques a cámara lenta, llega el momento de enfrentarse al enemigo final, una gigantesca araña robótica. Al principio todo se reduce a disparar sin cesar al brillante punto rojizo de su cabeza -sólo falta una señal de neón que ponga “PUNTO DÉBIL”, pero al cabo de un rato el villano se convierte en una enorme máquina bípeda con un perturbador rostro malévolo.

El jefe final lanzará enjambres de balas punzantes, láseres peligrosos, cohetes y otras formas de muerte instantánea; la táctica consiste en patinar a su alrededor y golpearle los puntos naranjas hasta que dé comienzo el evento de tiempo rápido de turno -sí, Sam también se graduó con honores en la Universidad `QTE´ de Matalascañas. El núcleo del enemigo quedará al descubierto y Gideon sólo tendrá que esforzarse un poco más para desfigurar su rostro malévolo.

CAPA DE PLATINO ESPECTACULAR

Los gráficos son espectaculares y realzan la acción frenética, amén de ofrecer una calidad visual excelsa y unos efectos lumínicos literal y metafóricamente brillantes. La banda sonora es heredera directa del estilo oriental de otros títulos de Platinum como Bayonneta. A decir verdad, Vanquish en sí podría interpretarse como el asalto japonés definitivo para conquistar el género del shooter en tercera persona, territorio indiscutiblemente occidental. ¿Guerra fría “videojueguil” a la vista?

Hace poco, Mikami comentó que Vanquish tiene un poco de la esencia de Resident Evil 4 porque parte de su equipo está formado por miembros de aquel lejano proyecto para Nintendo GameCube; una declaración que podría pasar por anécdota puramente comercial si no fuese porque el título realmente tiene un toque diferente. Cierto, al principio parece un juego de acción del montón, pero las acrobacias, la variedad de las situaciones, los enemigos gigantescos y la promoción encubierta al tabaco le añaden… ¿cómo decirlo?… ah, sí: una capa de platino muy prometedora.
vanquish

Daniel Cáceres 22 | 06 | 2010