e3-2010-avance-naild
Si la realidad y Nail´d, la última propuesta de la desarrolladora Techland, fuesen pilotos de una carrera todoterreno, ¿cuál acabaría la competición con una dentadura de menos? La respuesta en este avance. Blur -“borrón”, Dirt -“suciedad”, Fuel -“combustible”… a estas alturas, los escépticos pensarán que la única diferencia entre los últimos juegos de conducción y Nail´d -“clavado”- es que éste incluye un signo de puntuación en su título monosilábico -¿alguno de los presentes entiende esta extraña tendencia?-. Unas cuantas partidas de prueba más tarde y la verdad aparece con el mismo impacto con el que los pilotos se estrellan contra el asfalto: mientras el resto de congéneres suele tener en cuenta el realismo -con mayor o menor relevancia según el caso-, la nueva propuesta de Techland opta por lanzar dicho factor por los aires y aplaudir con entusiasmo ante la explosión consecuente.

CAOS NO PAVIMENTADO

Nail´d es un título de conducción todoterreno -es decir, sus circuitos transcurren en caminos no pavimentados- en el que el jugador se sube a una moto para ir a una velocidad de vértigo por un total de 14 recorridos diferentes. En un giro inesperado de los acontecimientos, el objetivo consiste en ganar cada carrera -cierto, un disparate nunca visto hasta la fecha- pero para ello el usuario debe exprimir al máximo el turbo, que a su vez sólo se llenará si su dueño sobrevive a las acrobacias aéreas y embiste a sus contrincantes; fracasar en ambas acciones conllevará regresar a un punto anterior del circuito, con la amenazante posibilidad de perder puestos durante el proceso.

VOLARE, OH, OH, ESTRELLARE, OH, OH, OH, OH…

naild avance avance naild
Techland ha diseñado cada circuito de forma que el jugador pasará mucho tiempo en los aires gracias a las rampas y a las curvas extremadamente cerradas. No obstante, la desarrolladora no ha querido incluir maniobras acrobáticas para que el usuario no olvide que lo realmente importante es mover con precisión el stick izquierdo para esquivar los abismos y regresar a tierra firme con la dentadura intacta. Una tarea aparentemente sencilla que se torna adictivamente complicada cuando el espacio aéreo se ve invadido por motoristas rivales.

En ese momento, la diversión arcade irrumpe a escena y saca de la pista con contundente violencia a aquellos incapaces de mantener el medidor de turbo al máximo. La victoria… no, la supervivencia del jugador depende única y exclusivamente de su habilidad para acortar dramáticamente la esperanza de vida de los competidores. Los tranquilos paseos iniciales por los cielos se convierten en auténticas batallas campales -a su lado, el Barón Rojo es más bien la Duquesa Rosa- y las prioridades se hacen la zancadilla sucesivamente; ¿por qué es importante pisar a fondo el acelerador: para llegar primero o para huir del resto?

SIMPLEZA INTENCIONADA

naild gameplay pc
Acelerar, frenar y empujar; no hay que ser un lumbreras para adivinar cuál de las tres acciones básicas del juego está destinada a la marginación social. Los controles de Nail´d son intencionadamente simples e intuitivos, así que incluso los patosos de la conducción se lo pasarán en grande. Hasta 12 usuarios pueden participar tanto en el modo principal como en el multijugador, y cada uno tendrá su propio vehículo y piloto gracias a las opciones de personalización. Los gráficos son sencillos pero agradables y la música roquera incita a derribar cuerpos ajenos.

LO NECESARIO PARA “CLAVARLA”

Controles, gráficos, música, multijugador… todos los elementos de Nail´d permanecen sumisamente en un funcional segundo plano para no distraer al jugador del objetivo principal: divertirse. Evidentemente, el título deberá afrontar sus propias maniobras aéreas con pericia: cabe la posibilidad de que el proyecto de Techland se convierta en un “borrón” que pase fugazmente ante los compradores si la desarrolladora no sabe promocionar su esencia arcade.

Los escenarios necesitan mostrar algo más que una “suciedad” que lleva un par de años dominando el panorama del género; y finalmente es necesario añadir modos extra para que la propuesta no se quede sin “combustible” antes de lo esperado. A primera vista puede resultar difícil, pero si Techland estabiliza su moto antes de llegar a tierra firme y evita los embistes de la competencia, nadie podrá negarle que con Nail´d lo habrá “clavado”.
e3 2010 naild naild e3 2010

Daniel Cáceres 01 | 07 | 2010