avance de enslaved
La demostración de Enslaved en la pasada edición del E3 ha rebelado nuevos elementos del último proyecto de Ninja Theory. Quizás el apocalipsis ha exterminado la mayor parte de la humanidad, pero no ha podido acabar con los monopatines voladores y los saltos made in Uncharted.

El primer avance de Enslaved: Odyssey to the West ahondó exhaustivamente en las múltiples novedades del nuevo proyecto de Ninja Theory, como la interacción entre los dos protagonistas o la ambientación post-apocalíptica dominada por el verdor, y llegó a la conclusión de que dejar inconsciente a un aliado e instalarle una bomba en la frente para controlarlo cual amo esclavista no era la mejor forma de empezar una amistad.

La demostración de Enslaved en la reciente edición del E3 da pie a desarrollar detalles aún más concretos que confirman las sospechas de que Mono -héroe solitario y primitivista- podría ser el resultado de una relación prohibida -y un tanto incómoda- entre Nathan Drake de Uncharted y Son Goku de Dragonball.

CONFIANZA EQUIVALE A MÁS JUGABILIDAD

avance de enslaved
En el quinto nivel del juego, el periplo de Mono y Trip -heroína comunitaria y tecnócrata- se ve obstaculizado por el estado ruinoso del Puente de Brooklyn, impedimento que convierte la tarea de cruzar el río en un imposible. No obstante, el protagonista decide mostrar a su compañera su as en la manga, escondido hábilmente hasta ese momento tras su metafórico traje de prestidigitador simiesco: un monopatín volador.

Mono puede invocar una energía de luz para “surfear” por el agua, cruzar rampas o sortear otros terrenos inestables; 10 puntosdb para los lectores que hayan atisbado el guiño futurista a la nube voladora que utilizaba Sun Wukong, personaje de la obra literaria Viaje hacia el oeste -y fuente de inspiración de Enslaved. Premio de consolación para aquellos que hayan pensado inmediatamente en la palabra “Kinton”.
Por una parte, el “monopatín” abre un nuevo abanico de posibilidades para explorar los escenarios pero por otra parte es también una herramienta intrigante desde el punto de vista narrativo.

La aventura empieza con Mono siendo un cautivo de Trip -“si yo muero, tú mueres” es el leitmotiv inicial- pero poco a poco empieza a brotar la frágil semilla de la confianza, hasta el punto que el protagonista puede alejarse de su ama más de la cuenta sin que ésta sospeche de sus acciones. Una muestra de que el desarrollo de la relación entre primitivista y tecnócrata tendrá una incidencia importante en la jugabilidad del título.

VARIEDAD A PRUEBA DE APOCALIPSIS

El objetivo consiste en lograr que Trip cruce el río sana y salva, así que Mono debe surcar las aguas en busca de detrito que haga las veces de camino improvisado. De tanto en cuando, el protagonista se verá obligado a descender de la “nube” y ayudar a su aliada en tierra firme. Pese a que el proceso se repite tres veces, el jugador nunca llega a aburrirse gracias a que la variedad posee unos cimientos más resistentes que los del Puente de Brooklyn -por ejemplo, en un momento determinado es necesario acelerar para saltar por rampas. Asimismo, el usuario siempre tiene que estar al tanto de su alrededor si no quiere pasar por alto pistas importantes.
enslaved ps3enslaved xbox 360
Otra fase pone a prueba la agilidad y reflejos del protagonista en una secuencia de saltos al más puro estilo Uncharted. El “plataformeo” es muy lineal -incluso el juego marca el camino a seguir mediante puntos luminosos- pero el verdadero reto consiste en afrontar el derrumbe impredecible de los agarraderos. Tal y como le ocurre a Nathan Drake, los asideros en Enslaved tienden a resquebrajarse a una velocidad tan mortal como inesperada, así que Mono debe escalar a un ritmo cada vez más vertiginoso y frenético que contrasta dramáticamente con el ascenso metódico del cazador de tesoros de Naughty Dog.

La presencia del cuarto proyecto de Ninja Theory en el E3 no ha hecho más que consolidarlo como uno de los títulos más atractivos a nivel visual, destacando especialmente la gestualidad y movimientos de los personajes. Y es que la desarrolladora ha invertido tiempo y esfuerzo en la tecnología de captura de movimientos para asegurarse de que la interacción entre los protagonistas alcance cotas cinematográficas. Sin ir más lejos, el esquizofrénico de la digitalización por excelencia, Andy Serkis -Gollum, King Kong- continúa colaborando con el equipo para dirigir las partes narrativas e interpretar a Mono en las mismas.

INCÓGNITAS ENREDADAS

Todavía hay ciertas incógnitas que el verdor post-apocalíptico sigue ocultando tras sus enredaderas. La esencia arbitraria e inconexa de las demostraciones impide cerciorarse de que las diferentes secuencias de Enslaved gozan de una cohesión que las aleje de Heavenly Sword y de sus niveles que parecían compartimentos estancos.

Finalmente, la relación entre Trip y Mono debe ser original y no quedarse en los estereotipos de chico duro/chica lista para no caer en convencionalismos. Los giros de tuerca narrativos necesitarán afectar la jugabilidad de formas inesperadas pero atractivas si Ninja Theory quiere cumplir su objetivo de implicar al usuario en su montaña rusa emocional.
video enslaved
Las últimas noticias sobre Enslaved apuntan que el título está terminado y que su desarrolladora está aprovechando el tiempo adicional para pulirlo. En otras palabras: Ninja Theory lo tiene todo prácticamente preparado para volver a intentar consolidarse en el sector de los videojuegos como una de las pocas desarrolladoras capaces de plasmar el sentimiento humano. Visto lo visto, parece que tiene todas las de ganar.

La cuenta atrás ha comenzado y, para desgracia de Mono, el temporizador se encuentra instalado en su frente.

Daniel Cáceres 26 | 06 | 2010