e3-2010-avance-assassins-creed-brotherhood
La bella ciudad de Roma en los albores del Siglo XVI, va a ser testigo de la mayor congregación de asesinos jamás registrada por los historiadores con el fin de asestar un golpe mortal a la Orden de los Templarios. Ubisoft, que ha visto en esta saga a su nueva gallina de los huevos de oro de cara al público hardcore, sorprende en el E3 mostrando las claves de su nuevo título, franquicia heredera espiritual del Príncipe de Persia, y que se ha convertido por méritos propios en todo un referente del género sandbox, al fusionar este concepto al de la aventura, la acción y el sigilo con un despliegue técnico y artístico espectacular. Con La Hermandad, llegan los ansiados modos online, que prometen ser tan atractivos como únicos a tenor de lo visto en la feria.

LOS BORGIA, COMO LA MALA HIERBA

No tenemos intención en este avance de destripar los acontecimientos que han llevado a Ezio Auditore a recorrer media Italia renacentista, hasta llegar a Roma con el fin de dar caza a tan influyente familia, por lo que diremos que Brotherhood comienza donde quedó la segunda entrega de la saga, en las dos líneas temporales que suceden durante el juego.

Lo que sí ha de mencionarse es la relevancia de las nuevas máquinas Animus de Abstergo, ya que sirven de piedra angular para dar lugar a la nueva campaña para un jugador, donde Ezio contará con muchos compañeros del gremio para llevar a cabo sus planes a modo de líder del credo, y a su vez como excusa para implementar los modos online, que sin duda van a sorprender por su concepto y originalidad.
assassins creed brotherhood avance avance assassins creed la hermandad
La aventura toma comienzo con el asedio a la ciudad que tiene el tío de Ezio bajo su mecenazgo contra un despliegue de medios sin igual a las órdenes de los templarios, y si bien tanto mecánica como gameplay parecen a priori similares a lo visto en Assassin’s Creed II, sorprende sin lugar a dudas el titánico trabajo que están realizando los chicos de Ubisoft Montreal a la hora de explotar su motor gráfico Anvil, el cual permite que enormes construcciones de madera estallen convirtiéndose en millones de astillas, o que la geometría de los edificios, cuyo nivel artístico vuelve a ser sobresaliente, se modifique en tiempo real para dar lugar a derrumbes que provocan una realista lluvia de cascotes y humo.

Sirva este breve par de ejemplos para describir la evolución de esta poderosa herramienta aplicada al juego, a lo que se debe sumar nuevas animaciones tan suaves como naturales, y un mayor grado de interacción dependiendo del entorno, junto a cómo nos enfrentemos a los enemigos que se crucen en el camino de Ezio. Por otro lado tendremos un nuevo modo online donde el arte del disfraz nos permitirá camuflarnos entre la muchedumbre, y sólo nos delataremos si nos dedicamos a hacer el saltimbanqui, o meternos en trifulcas donde demostrar en público nuestras habilidades como asesino.

Imaginad por tanto la excepcional naturaleza que van a tener los diferentes modos competitivos que incluya esta secuela directa de Assassin’s Creed II, y no será extraño que cruzarnos con una escotada cortesana sea lo último que hagamos en una determinada partida, pues será otra asesina que, tras identificarnos como objetivo, nos ha inyectado una dosis letal de veneno al toparnos con ella, dándonos muerte de forma limpia, eficaz y sin levantar sospecha. Como habréis podido suponer, la paciencia y la observación se convierten en puntos esenciales para diferenciarse de los juegos online más demandados, que suelen pasar por shooters y más shooters.

IMPRESIONES

Pese a que en un principio tuviésemos cierto escepticismo respecto a la estrategia de Ubisoft de sacar un nuevo AC con apenas un año de diferencia, no podemos sino rendirnos ante la desbordante calidad que atesora esta nueva entrega; en primer lugar porque si mantiene el listón a nivel argumentativo y jugable, tendrá la mitad del camino hecho. En segundo lugar, porque vuelve a sorprender gracias a lo potente de su acabado gráfico y artístico, máxime si contamos con su desarrollo “sandbox”, superando a la anterior entrega con creces.

Y, por último, ya que se perfila como uno de los puntos que más expectación está levantando, el enorme potencial que atesora el modo online que incluirá la aventura. En definitiva, un imprescindible para los fans de la saga, y un título a tener en cuenta por lo que promete ofrecer. Además, Assassin’s Creed: Brotherhood tiene prevista su salida el 26 de Noviembre, por lo que nos encontramos ante uno de los pesos pesados que se avecinan de cara a la campaña navideña, y que por supuesto nos ha causado una grata impresión.

José Luis Fernández 25 | 06 | 2010