Bioware ha anunciado que Dragon Age: Inquisition ya está en fase gold en todas las plataformas, es decir, el juego está completamente terminado y espera para su copia y distribución. Ya no ha posibilidad de retrasos.

Dragon Age: Inquisition ya es gold

El estudio ha expresado su emoción por llegar a esta fase del desarrollo a través de un comunicado en su blog oficial, en el que Mark Darrah, productor ejecutivo de Dragon Age: Inquisition, resalta que han estado trabajando en este juego de rol algo más de cuatro años, incluso antes de terminar Dragon Age II. En esta misiva a los fans recuerda el nuevo motor del juego Frostbite 3, los grandes cambios que ha sufrido el combate así como la vuelta a los “Orígenes” con diversidad de razas y géneros para elegir.

La tercera entrega de la franquicia Dragon Age promete contar la historia más completa de la saga hasta el momento, con muchos personajes nuevos, pero también un buen puñado de veteranos. El juego de rol de EA se lanza el próximo 20 de noviembre en PC, PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360 y Xbox one. 

 

Dragon Age Keep

Mientras esperamos al día 20, podemos ir curioseando Dragon Age Keep, una web app companion para el juego, que nos permitirá unir todos los productos de la franquicia y moldear el nuevo mundo a imagen y semejanza de los anteriores, dependiendo de las decisiones que tomáramos en Dragon Age: Origins y Dragon Age II.

Para moldear nuestro universo de cara a Dragon Age: Inquisition, no necesitaremos de nuestras partidas guardadas. Solo con conectarnos a nuestra cuenta de Origins, cargaremos nuestros perfiles de juego (si los tuviéramos); a partir de ahí deberemos tomar decisiones conforme se nos vayan planteando. Sin duda una forma perfecta de mantener la historia que construimos en las anteriores entregas lo más íntegra posible.

Rocío González en 03 | 11 | 2014