EA va de retraso en retraso. Bioware ha anunciado un cambio de fecha en el lanzamiento de Dragon Age: Inquisition, del 9 de octubre al 21 de noviembre. (Actualizado: 20 noviembre en España)

Dragon Age: Inquisition

Otra de las novedades de Electronic Arts retrasadas no ha tenido tanta suerte, y es que Battlefield Hardline ha saltado directamente a 2015, donde vamos a ver tortas por destacar.

El encargado de anunciar este pequeño retraso de mes y medio para DA: Inquisition ha sido Mark Darrah, productor ejecutivo del juego, y lo ha hecho a través del blog oficial de la franquicia. “Os escribo para haceros saber que Dragon Age: Inquisition tendrá una nueva fecha de salida, el 18 de noviembre en Norteamérica (21 de noviembre en Europa)”, comenzaba Darrah en su publicación. En cuanto a las razones, su discurso termina explicando que el tiempo extra servirá para pulir la experiencia general del juego, asegurar que los escenarios abiertos son lo más atractivos posible, que las decisiones del héroe tienen la fuerza emocional necesaria…

Los fans de la saga tendrán que esperar solo un poco más, comparado con el retraso de Battlefield Hardline, ya  es mucho. Hay que tener en cuenta que no hay juego retrasado que sea malo por ello, pero sí hay muchos malos por sacarlos a la carrera, ya dijo algo parecido el sabio de Miyamoto y esperemos que estos retrasos sirvan para que al final, los juegos presenten una calidad superior.

DA: Inquisition, desarrollado por Bioware, vuelve a los orígenes retomando la elección de raza y profundizando en las relaciones de los personajes y el desarrollo de la historia a través de las opciones de diálogo. Aparecerá para PC, PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360 y Xbox One el 21 de noviembre.

Rocío González en 23 | 07 | 2014