Cuando parecía que en el E3 del 2008 no se presentaría ninguna novedad relevante en el catálogo de PC, apareció mostrando su grandeza Dragon Age: Origins, uno de los trabajos más importantes que BioWare viene realizando en la actualidad, el sustituto espiritual de Baldur’s Gate.

En el juego tendremos un control directo sobre el protagonista e indirecto de sus compañeros o aliados, en donde se mezclará las acciones en tiempo real y las pausas para dar las órdenes más adecuadas, mientras nos introducimos en un mundo lleno de fantasía y hechizos increíbles.

Las clases básicas en esta obra del estudio canadiense serán pícaro, guerrero o mago, la nobleza determinará donde se comenzará o que nivel social se pertenece, y las habilidades y recursos pueden ser desde la diplomacia hasta la habilidad para arrebatarle sus pertenencias a otros personajes.

Nuestras decisiones en el título cambiarán el mundo que nos acoge y en el que se podrá construir o destruir un reino, mientras los miembros de nuestro grupo irán experimentando ciertos cambios según nuestra actitud. Lo que nunca cambia es la misión así seamos un héroe o un villano.

El estreno de Dragon BioWare: Origins, uno de los RPG más ambiciosos de BioWare, está previsto para la segunda mitad del presente año.

Freddy 14 | 03 | 2009