Muchos jugadores perdieron la confianza en DICE y en su capacidad para lanzar un juego de manera satisfactoria tras la salida de Battlefield 4. El shooter tuvo durante meses problemas de inestabilidad y con los servidores, bugs, cuelgues…  y eso se ha quedado en la memoria de todos los jugadores. Su próximo juego llega con el estigma de lo mal que se hicieron las cosas en el pasado, pero confían en recuperar a los aficionados a la saga.

Battlefield: Hardline

En una entrevista del productor David Sirland (DICE) para Gamespot, reconoce que son conscientes de la reticencia que pueda existir por parte de muchos jugadores, pero con Battlefield: Hardline están dispuestos a recuperar esa confianza, y no con palabras si no con hechos.

“Estoy seguro que no volverá a repetirse (lanzamiento desastroso de B4) porque hemos cambiado nuestra forma de trabajar”, ha comentado David Sirland, productor del juego. ¿De qué cambios habla? Pues de primeras, abrir su desarrollo al público con betas públicas que han ayudado mucho al equipo, como la lanzada durante junio.

El juego polis y cacos revoluciona la franquicia Battlefield dirigiéndola en nuevas direcciones, y da descanso a la saga principal, tan dañada con su cuarta entrega. Hardline tenía prevista su salida para 2014, sin embargo, en el mes de julio se anunció que se retrasaba hasta 2015, un tiempo extra que se emplearía en mejorar el multijugador, dar mayor profundidad a la historia de campaña y mejorar la estabilidad. Dicen que han aprendido la lección, pero la prueba de fuego será en esa fecha aún no anunciada de 2015.

Rocío González en 08 | 10 | 2014