En el año 964 fueron desterrados de los Infiernos Abrasadores Diablo, Mefisto y Baal, siendo enviados al Santuario.

Varias décadas después el arcángel Tyrael decide reunir a los héroes mortales con la intención de crear a los Horadrim. A cada uno de ellos les entrega las piedras del alma y les pide encontrar y atrapar a los demonios mayores.

Mefisto es capturado cerca de las selvas Kehjistan y es encarcelado debajo de un templo Zakarum. El líder de los Horadrim, Tal Rasha, se sacrifica para atrapar a Baal en una piedra del alma dañada. Nuevo años tuvieron que pasar para que unos monjes Horadrim liderados Jered Caín, capturen a Diablo.

Los monjes deciden enterrar la piedra del alma de Diablo cerca del río Talsande en Khanduras, y luego construyen un monasterio Horádrico en cuyos alrededores años después se funda la ciudad de Tristán.

Tras el abandono del monasterio y la desaparición de los Horadrim, llega a Tristán el señor Leric y se autoproclama rey. Una de sus primeras decisiones como monarca es convertir el monasterio en una catedral Zakarum. El arzobispo Lazarus, su consejero, libera en secreto a Diablo.

El rey lucha contra la posesión de Diablo, pero luego desquiciado comienza a encarcelar a todo aquel que cuestiona su autoridad y los ejecuta porque los considera traidores. Lachdanan, capitán del ejército del rey, regresa de la guerra para asesinarlo. Cuando lo consigue y estaban a punto de enterrarlo este resucita convertido en el rey Esqueleto.

Un héroe llega a Tristán y lograr acabar con el arzobispo, un demonio devorador de humanos y al rey Esqueleto. Por intentar contener a Diablo dentro de suyo, él héroe se convierte en el Nómada de la Oscuridad y se marcha de Tristán.

Trescientos años después un grupo de héroes inician una misión para acabar con Diablo y sus hermanos. Aunque se logra derrotar a la diablesa Andariel, los héroes se enteran que ha ocurrido algo terrible. Baal ha sido liberado de su piedra del alma y el Nómada ha completado su transformación en Diablo. Afortunadamente se logra acabar con Mefisto y Diablo, y sus piedras son destruidas en la Forja del Infierno.

Luego de se derrotará a Baal, el ángel Tyrael descubre que este malvado ser a conseguido corromper la Piedra del Mundo que se encontraba en el Monte Arreat. Cuando descubre que no puede restaurarla, Tyrael decide destruir la piedra.

Está acción destruye el monte, arrasa una buena parte de su campo y diezma el ejercito de Baal.

Freddy 20 | 03 | 2009