La caída de WhatsApp el pasado sábado tuvo millones de perjudicados, sus usuarios, que vieron como durante cuatro horas no podían utilizar la aplicación (por la que pagan). Sin embargo, para servicios similares al recién comprado por Facebook, el día no podía haber salido más redondo. Y no solo para Telegram, del que mucho se ha hablado, sino también para otra de las alternativas a WhatsApp, la japonesa Line.

Si Telegram se saturaba por los registros inesperados de nuevos usuarios, otra aplicación que vio como sus números crecían cinco veces más rápido de lo normal fue Line, el cliente japonés número uno en Asia, pero que flojea al otro lado del Pacífico.

Line, alternativa a WhatsApp

Line es una aplicación de mensajería instantánea que triunfa en su país de origen, Japón, así como en los de su entorno, pero que ha tenido problemas para llegar al público amplio de América y Europa. Esto se debe a su carácter más desenfadado, con stickers, juegos y un diseño más pensando para el público asiático. Sin embargo, el pasado fin de semana, obtuvo un crecimiento sorpresa en mercados donde más flojo es este servicio.

Line consiguió dos millones de usuarios nuevos durante el apagón de WhatsApp, y aunque para una empresa consolidada, con 360 millones de usuarios, no parece tanto, su importancia radica en el quién y no en el cuánto. Es decir, que los países en los que más le está costando introducirse, fueron los que más descargaron la aplicación este fin de semana.

Todos los nuevos usuarios, además, tuvieron una satisfacción que no encontraron aquellos que buscaron como alternativa a Telegram, y es que los consolidados servidores de Line, no sufrieron cortes durante el fin de semana. A este efecto, Telegram ya se ha puesto manos a la obra para reforzarse.

Si quieres probar una aplicación de mensajería diferente, que no es un clon de WhatsApp y que usan 360 millones de personas en todo el mundo, descarga alguna de sus versiones:

Rocío González en 25 | 02 | 2014