En el fantástico juego de estrategia para PC, Warhammer 40,000: Dawn of War II de la compañía Relic Entertainment, los jugadores se convierten en un comandante de los Marines del Espacio, un elemento fundamental del bando que con una actuación destacada podía cambiar el rumbo del conflicto, y al que podemos llamar como queramos.

Una de las facciones enemigas de este título son los Tyranids, guerreros alienígenas de una galaxia lejana guiados por la Mente Enjambre que es considerada por muchos la raza más poderosa del universo W40K.

Cada bando del juego tiene entre 10 y 12 unidades, y todas ellas se han reclutado desde la base que se ha construido desde el comienzo de la partida. Los Tyranids, facción que debuta en Warhammer, al igual que las otras facciones pueden ir desbloqueando habilidades únicas. A pesar que son muy versátiles, su verdadero poderío sale a flote en los combates cuerpo a cuerpo.

Las tropas de los Tyranids son numerosas, muy rápidas y actúan como un enjambre de insectos. Sus flotas en Warhammer 40K son Behemoth, Kraken y Leviathan. El ejercito de este bando posee muchas armas, municiones y absorbe información genética mientras invade los planetas.

Freddy 02 | 04 | 2009