Concurso Alan Wake

No debí hacerlo. Adentrarme así en el bosque fue toda una locura. Perdí la inspiración, perdí a mi esposa, pero no era suficiente ¿verdad? ahora he perdido la luz. No podré sobrevivir. Les oigo rodearme. Me persiguen incansables allá por donde vaya. Estoy solo, ni siquiera la luna me acompaña. Creía que todo esto era un sueño hecho pesadilla, me equivocaba, la verdad es muy distinta, tan negra como esta noche que me ahoga.

Vine al infierno en busca de respuestas sin saber que todo era una trampa, me querían a mí. Y me van a tener. Me encuentro agotado, llevo horas deambulando sin rumbo, perdido. Si sólo pudiera hacerles tragar una más de mis bengalas, ¡malditos! Pero no, hoy van a tener suerte, el bolsillo está vacío. Me he quedado ya sin nada, ni una triste cerilla que ilumine mi camino, que devuelva mi esperanza. Es el fin. Jamás podré volver. No sin ella.

Sergio Melero 29 | 06 | 2010