Análisis de videojuegos. Uno de los motivos principales por los que el periodismo de videojuegos no es tomado en serio. Y lo decimos así, abiertamente, sin ninguna maldad. Y es que, mientras que en el cine una pelícua de 7.5 u 8 es considerada una obra notable, más que digna y merecedora de estar en nuestra estanteria, en el mundo del ocio interactivo un videojuego con un 7.5 o un 8 es poco menos que una obra menor. Y esto es lo que viene a mostrarnos la comparativa gráfica que tenéis al final del post.

Y, ojo, que nadie se lleve a engaño. El baremo que utilizamos en el análisis de videojuegos en esta web (y todas las nacionales e internacionales) no tiene nada que ver con las campañas de marketing de las editoras. Simplemente, los usuarios estamos mal acostumbrados a ver un 7 como una mala nota. Cuando en realidad estamos hablando de un notable.

Ojalá esto cambie el día de mañana y el periodismo de videojuegos sea tan serio como el musical o el cinematográfico. Y, para ello, no sólo debemos cambiar los que nos dedicamos a esto, también es necesario comprender que una nota digna puede ser aquella superior al 6 (y sin menospreciar el 5, esos míticos aprobados por los pelos de la Universidad o del Instituto).

Pincha sobre la imagen para verla en grande.

Antonio López 25 | 01 | 2011