Normalmente las actualizaciones que reciben los juegos son para mejorarlos o para reparar errores. Pues bien, parece que el estudio Infinity Ward se ha visto obligado a romper una de sus máximas y con la nueva actualización que ha recibido Call of Duty: Ghosts los fotogramas por segundo del juego se reducen de 60 a 40 en su versión para Xbox One. Es decir, ni mejora, ni reparación.

Esta actualización tenía como objetivo principal el de preparar el juego para el primer DLC que iba a recibir el título de Activision: Onslaught. Parece que las capacidades de Xbox One no son suficientes, al menos hasta una fuerte actualización ya anunciada, para exprimir todo el potencial que tiene Call fo Duty Ghosts. No podemos olvidar que Infinity Ward tiene como una de sus reglas irrompibles que los shooters han de verse a 60 FPS. Así nos lo indicó en el pasado Madrid Games Week en una entrevista Óscar López, senior artist del juego. En ella nos indicaba que la versión de Xbox One del juego se veía a 720p porque consideran más importantes los 60 FPS.

Ghosts

Los chicos de Eurogamer.net han sido los primeros en darse cuenta del descenso de fotogramas, asegurando que el mapa Stonehaven es donde más se aprecia la diferencia entre el antes y el después de la actualización. Nada han comentado de manera oficial en Infinity Ward, Activision ni Microsoft, aunque estaremos atentos por si realizan algún comunicado que lo explique.

Fuente: Eurogamer.net.

Nacho Ros 10 | 02 | 2014