Otro paso más para la apertura económica de China. El gigante asiático ha levantado temporalmente el veto que prohibía a su población a jugar a consolas extranjeras. No conocemos cuánto tiempo implica el carácter temporal de la medida, aunque es probable que sea permanente.

La suspensión de esta prohibición vigente durante los últimos 14 años permite a empresas extranjeras fabricar consolas y juegos en China, así como venderlos tras la inspección del departamento cultural. No obstante, es cierto que en este país emergente ya se fabricaban algunas consolas, aunque solo para su exportación.

Battlefield 4

Las consolas fueron prohibidas en el año 2000 por el supuesto efecto perverso que producían en la mente de los jóvenes usuarios aunque, aquí el sinsentido, muchos de los juegos de ordenador estaban permitidos. De hecho, dominan más de dos tercios del mercado chino, seguido de los juegos de navegador (15,4%) y los de móviles (13,5%).

Parece que los más beneficiados con la medida serán los propios chinos, pero no nos engañemos. A Sony, Microsoft y Nintendo se les abre un mercado enorme donde podrán facturar más de 1400 millones de dólares. Probablemente la presión de estos tres gigantes y los beneficios económicos que obtendrá el país han sido claves para dar con la decisión tomada por el gobierno chino.

Fuente: Reuters.

Nacho Ros 07 | 01 | 2014