El  lanzamiento de The Witcher 3: Wild Hunt se ha visto empañado por las quejas sobre el downgrade de sus gráficos. CD Projekt reconoce que el juego no ha salido al nivel del tráiler de 2013 y confiesa que quizá no debieron haberlo enseñado hasta decidir el nivel de renderización de la versión final.

Geralt de Rivia viajando por No Man's Land en The Witcher 3: Wild Hunt

En una extensa entrevista a Marcin Iwinski, Adam Badowski y Michal Platkow-Gilewski publicada en Eurogamer, fundador, jefe del estudio polaco y su mánager de comunicaciones respectivamente, reconocen que si el desarrollo hubiera sido exclusivo para PC los gráficos habrían sido algo diferentes. Sin embargo, el juego no habría sido el que ahora es: sin las ventas de PS4 y Xbox One la inversión habría sido mucho menor en un principio.

Badowski ha desvelado que después de enseñar el primer tráiler en 2013 tuvieron que cambiar el sistema de renderizado porque no funcionaba en el mundo abierto que tenían como objetivo y eso cambió la calidad gráfica. “Quizá fue una mala decisión cambiar el sistema de renderizado”, asume Badowski.

“La gente está diciendo que lo de 2013 era mejor, pero realmente se han mejorado muchas cosas desde 2013: el tamaño del mundo, el framerate”, añade Platkow-Gilewski en la entrevista, e Iwinski reconoce el error de haber enseñado el vídeo:

Quizá no debimos enseñar el tráiler, no lo sé, pero no sabíamos que no iba a funcionar, por lo que no fue una mentira o mala voluntad. No creemos que exista un downgrade gráfico, pero es nuestra opinión, y los jugadores piensan diferente. Si han hecho su compra basándose en los materiales vistos en 2013, lo siento mucho, y por ello estamos estudiando cómo podemos compensarles, porque no es justo.

En estas compensaciones podría estar el próximo parche, ya listo y a falta de distribución en unos pocos días. El parche añade 600 mejoras/cambios al juego y entre ellas se incluyen algunas opciones gráficas que ayudarán a aumentar su calidad.

Rocío González en 21 | 05 | 2015