El objetivo del próximo Call of Duty (¿Call of Duty 8? ¿Call of Duty: Modern Warfare 3? ¿Call of Duty 2011?) es convertirse en uno de los pocos títulos actuales exentos de bugs, según afirma la desarrolladora Sledgehammer. La meta aparece en una oferta laboral del equipo, en el que se busca un probador para garantizar la calidad del proyecto.

“Nada de bugs” no es el único objetivo del CoD para este año: “El candidato ayudará a Sledgehammer Games a ofrecer un título de Call of Duty con más de un 95 de nota media `libre de bugs´ para que cumpla las altas expectativas de los usuarios de hoy en día”.

La presión auto-impuesta para evitar bugs dañinos se debe a los problemas que sufrieron los usuarios de la versión para PS3 de Call of Duty: Black Ops (también disponible para PC, Xbox 360, Nintendo Wii y Nintendo DS). Concretamente, el modo multijugador online de Black Ops PS3 estaba atestado de bugs que imposibilitaban el pleno disfrute del título.

Daniel Cáceres 15 | 02 | 2011