Sony ha anunciado que el esperado Bloodborne, exclusivo para PlayStation 4, ha sufrido un ligero retraso. El juego de From Software tenía prevista su salida en febrero de 2015, pero se retrasará hasta marzo.

Bloodborne se retrasa al 25 de marzo

La nueva fecha de lanzamiento de Bloodborne es el 25 de marzo para los territorios PAL, en Estados Unidos su salida está confirmada para un día antes. Aunque Sony ha cambiado de fecha, el título continúa en la ventana del presente año fiscal (por los pelos), deseo que había expresado la compañía toquiota en más de un ocasión antes de fijar la primera fecha de lanzamiento para el pasado 6 de febrero y que se ha retrasado siete semanas.

La causa oficial de este pequeño retraso es que el estudio necesita unas semanas más para pulir el título:

Necesitamos unas pocas semanas más para que la experiencia final sea la mejor posible. Estamos muy agradecidos por toda la información de los jugadores y los comentarios que recibimos de aquellos que tomaron parte en nuestra alpha, y este tiempo de desarrollo extra nos permitirá integrar mejor todo este conocimiento.

Una demostración del juego lleva meses presentándose en ferias de todo el mundo retando a los afortunados que han tenido la suerte de probarla, por lo que es normal que hayan sido capaces de recoger mucho feedback (sin ir más lejos el juego pudo probarse en Madrid Games Week), sin embargo, algunos rumores apuntan a que es un cambio estratégico para que la salida de Bloodborne no coincida con The Order:  1886, otro de los pesos pesados exclusivos de la consola de Sony… con tanto retraso a 2015, Sony no es la única que tendría problemas con sus fechas.

Rocío González en 13 | 11 | 2014