La polémica de asesinar a Fidel Castro en Call of Duty: Black Ops no ha tardado en desatarse, tal y como muchos aventuraron al leer los logros/trofeos filtrados hace un mes. El gobierno cubano denuncia al título de Activision, alegando que se trata de una herramienta de propaganda.

“La lógica de este nuevo juego es doblemente perversa”, declara un artículo de Cubadebate, un portal del estado cubano. “Primero, glorifica los ataques ilegalmente planeados por el gobierno de Estados Unidos hacia el líder cubano… Por otra parte, alienta actitudes sociopáticas a los niños y adolescentes americanos, los consumidores principales de estos juegos virtuales”.

La situación a la que hace referencia el artículo tiene lugar en el primer nivel. ¡Atención que vienen destripes! En la misión en cuestión, el jugador debe asesinar a un joven Fidel Castro poco después de que sus fuerzas ocupasen la Habana y se encargasen del dictador Batista.

Daniel Cáceres 11 | 11 | 2010