No debe existir jugador de Bioshock en el mundo, que tengo alguna queja sobre la obra de 2K Games. Desde que se introduce el disco en la Xbox 360, PC o la PS3, los usuarios saben que se transportarán a un mundo increíble cuyo mayor atractivo es el horror.

Cuando nos sumergimos en Rapture, la ciudad subterránea donde controlaremos a Jack, el piloto que convivirá con las criaturas que habitan en la creación Andrew Ryan.

Un conflicto generado por los avances científicos, y sus peligrosos usos, provocan que un mundo concebido para cobijar a lo mejor se destruya poco a poco. El ADAM es aquella sustancia que divide a la población de esta urbe empeorando las cosas; acelerando la decadencia de las estructuras y el alma de los seres.

El creador de Rapture confía que dejando de utilizar el Adam la situación caótica se detendrá, por eso decide luchar para desaparecer esta sustancia del mapa. Sin embargo otro grupo de personajes liderados por Frank Fontaine, harán todo lo posible por continuar con los terribles experimentos.

A pesar que el argumento no fue lo más importante en el juego, este si lo será en la película de Bioshock; aquella que esperemos sea una obra digna de recordar.

Los encargados de llevar Bioshock al cine, encabezados por el director Gore Verbinski (Piratas del Caribe y La Señal), estarían en plena producción actualmente pensando lanzar su trabajo en el 2010.

La compañía que llego a un acuerdo con Take Two para realizar la película fue Universal Studios, y el guión le pertenece a John Logan (El Aviador y Gladiador).

Freddy 18 | 01 | 2009