Se acerca el lanzamiento de BioShock Infinite previsto para el 26 de marzo y las expectativas son muy altas. Por lo visto hasta la fecha se espera que presente otro gran paso adelante en el género de los shooter, tal y como hizo el primer juego de la saga BioShock en 2007.

NO ES UN SIMPLE SHOOTER

Aquél juego contenía una historia que enganchaba al usuario y unos personajes que tenían razones para actuar como lo hacían. Fue algo novedoso en los juegos de disparos en primera persona puesto que abría el ámbito del juego y no se centraba en meros disparos. La esperanza de medios y jugadores es que esta entrega consiga reaflorar en el usuario las mismas sensaciones que vivió en el año 2007. Recibió numerosos premios y la crítica fue excelente. De hecho, estuvo varias semanas como juego más vendido de Xbox 360.

La nueva entrega nos presenta una historia totalmente nueva con personajes desconocidos. Transcurre a principios del siglo XX (60 años antes que la primera entrega) pero no se trata de una precuela, sino que las historias no guardan relación alguna. Dentro de poco más de un mes veremos realmente si cumple lo que todo el mundo espera de él tras lo visto y adelantado hasta la fecha.

Nacho Ros 08 | 02 | 2013