El director técnico de BioShock Infinite, Chris Kline, asegura que la versión para PS3 del juego no será un port ajeno, ya que Irrational Games se está encargando personalmente de desarrollar todas y cada una de las versiones, anulando así posibles comparativas insidiosas.

“Todos sabemos que PS3 es una consola poderosa pero única, con sus propias virtudes y contrariedades”, escribe Kline en los foros oficiales de la compañía. “Aunque, comparado con el PC, Xbox 360 también tiene sus retos. Es por eso que en lugar de declarar que tenemos una `plataforma líder´ y que estamos adaptando el juego a otras consolas, hemos cambiado el motor del juego para que todas las plataformas se parezcan (desde el punto de vista de un programador) más a PS3“.

“Esto significa implementar un procesador de tareas que asuma un diseño NUMA que mimetice la separación PPU/SPU de PS3. Escribir el código con este sistema es muy difícil para nosotros, pero tiene una ventaja clave: es óptimo para PS3 y mejora la velocidad de las otras plataformas debido al aumento de la coherencia caché, por no olvidar que mejora el uso de múltiples unidades de procesamiento”.

¿Os habéis enterado? ¿No? Tranquilos: nosotros tampoco.

Daniel Cáceres 22 | 11 | 2010