Uncharted es sinónimo de acción, aventura, resolución de puzles y vertiginosidad dramática, todo ello bajo el contexto escénico amparado en la jugabilidad en tercera persona perfilada durante años por Naughty Dog. En su tercera parte, subtitulada Drake’s Deception, después de ser partícipes del lanzamiento del teaser tráiler durante los VGA, encontramos a un Nathan Drake expuesto a una conflictiva situación.

Como si de una sitonía musical se tratara -orquestada a través de composiciones cuya fuerza se muestra in crescendo-, todo apunta a que Uncharted 3 nos ofrecerá más acción, espectacularidad, versatilidad jugable y variedad de situaciones que los capítulos anteriores, en aras de hacer del “más difícil todavía” su lema creativo.

¿DEMASIADO PARA DRAKE?

El comienzo de Uncharted nos situaba ante un difícil escenario: el barco donde empieza el primer capítulo de la saga, lejos de convertirse en el perfecto nicho de amor para Drake y Elena tras uno de los descubrimientos más importantes de sus vidas, se convierte en una pesadilla al ser asaltado en cuestión de segundos por un buen número de mercenarios, por lo que el enfrentamiento no se hace esperar. Tras escapar milagrosamente de la situación y ser rescatados por Sullivan, el comienzo de una aventura inolvidable nos mostraba a un exhausto a la par que despreocupado Nathan Drake en un planteamiento escénico plagado de aventuras.

En la segunda parte, las cosas no empezaron muy bien para Drake. Nathan se despierta en el asiento de un tren vacío, comprobando que la sangre que mancha sus manos es la suya propia. Solo cuando un buen cúmulo de escombros se abalanzan sobre él se da cuenta de que el tren está a punto de caer por un precipicio, por lo que debe escapar cuanto antes de allí si no quiere ver su cuerpo destrozado en medio de un precioso paisaje nevado. El problema es que su vagón está colgando verticalmente y él debe escalar por donde pueda para alcanzar la cima de la montaña en cuestión de segundos. Y, bueno, cuando parecía que las cosas no podían empezar de forma más desesperanzadora, el teaser tráiler de Uncharted 3: Drakes´s Deception muestra a un Nathan Drake desfallecido al lado de un enorme avión completamente destrozado.

Por lo que parece, es el único superviviente de un misterioso viaje y, pese a que lo primero que se te puede venir a la cabeza en ocasiones de este tipo pueda ser gritar pidiendo ayuda, resulta desesperanzador comprobar que nos encontramos en medio del desierto, donde la arena es lo único que se extiende hasta el horizonte ocupando una superficie de varios cientos de kilómetros cuadrados. Afortunadamente, tras varias escenas comprobaremos que Victor Sullivan también nos acompañará en esta nueva red de aventuras; parece que las cosas pueden llegar a buen puerto después de todo con la ayuda de nuestro fiel amigo y mentor.

PARAFRASEANDO A LAWRENCE DE ARABIA

La tercera parte de Ucharted, como han confirmado fuentes oficiales de Sony, nos situará en un periplo inolvidable a través de tierras Europeas y emplazamientos situados en Oriente Medio entre otros escenarios. El contexto dramático sigue apoyándose en la figura de Sir Arthur Drake, antepasado del protagonista y famoso explorador, cuyos descubrimientos lo llevaron a la búsqueda de un tesoro sin igual.

En la época actual, Nathan Drake se embarca en un viaje con el objetivo de encontrar dicho tesoro -que data del siglo XV-, aunque tras ello se encontrará ante un arco dramático lleno de sorpresas, conspiraciones, y revelaciones sin parangón, destacando la que asegura la existencia de una Atlántida de las Arenas sepultada en medio del magnánimo desierto de Al-Khalí. Los pasos de Thomas Edward Lawrence serán una de las referencias más importantes para Drake en una nueva aventura que, como es ya marca de la casa, parece que se convertirá en todo un referente en la forma de ver los videojuegos de acción contemporáneos.

ACCIÓN CON DRAMÁTISMO INTEGRADO

Atendiendo a los vídeos ingame expuestos hasta la fecha, y teniendo en cuenta la pasión de Naughty Dog por implementar dentro de las situaciones jugables de todos sus títulos, un buen puñado de momentos soprendentes, Uncharted 3 se dibuja como un auténtico espectáculo interactivo. Avanzar a través de un edificio en llamas mientras su estructura cede bajo nuestros pies, o enfrentarnos con multitud de enemigos en medio de unas ruinas ancestrales en mitad del desierto, serán situaciones mucho más verosímiles que nunca gracias a un apartado gráfico que se muestra pulido hasta la extenuación.

Incluso teniendo en cuenta que el desarrollo del juego todavía está en plena efervescencia, las animaciones contextuales has sido mejoradas, el acompañamiento sonoro parece ser idóneo en base a la situación representada, y la oportunidad de ver a Nathan Drake en 3D esteoroscópico se ve como una situación más que atractiva.

Ante tal panorama, lo más sensato es marcar en nuestro calendario el 1 de noviembre de 2011 como una de las fechas más importantes para los fanáticos del mundo del videojuego, pues lo nuevo de Naughty Dog promete llegar hasta límites desconocidos en lo referente al apartado gráfico y al planteamiento jugable del título. Atendiendo al currículum de la productora europea, Ucharted 3: Drake’s Deception puede definir, por méritos propios, nuevos referentes en el género de las aventuras de acción.

Sergio Melero 20 | 12 | 2010