Tres de los pilares de casi cualquier hombre de la actualidad juguetean entre ellos descaradamente para atraer la atención púber (post y pre también) en Need for Speed: The Run. Primero: mujeres. Muchas y bellas, entre ellas Irina Shayk o Christina Hendricks. Luego vienen los coches más potentes y la velocidad insana -no siempre asociables entre sí, díganselo a mi trasto cuatro ruedas de motor 1200-. Con estos tres conceptos que marcan los caminos, las diversiones y las peleas nocturnas de muchachos y muchachas nace Need for Speed: The Run, la última y más arriesgada entrega de la franquicia de velocidad más vendida de la historia.

JuegosdB ha tenido la oportunidad de acudir a la última gran presentación del juego de Blackbox y Electronic Arts antes de su salida a la venta el próximo 17 de noviembre. En un hotel a las orillas del Támesis hemos tenido acceso a las partidas multijugador del ya conocido coloquialmente como The Run. Entre partidas y victorias en campeonatos en los que la prensa especializada española demostraba que si sabe de algo es de crisis económica y de coches, comprobamos el estado de la nueva apuesta en una de las franquicias más longevas de EA.

Need for Speed: The Run tendrá multijugador

MEJORADO EN EL TIEMPO

Con un estado sorprendentemente mejorado respecto a los eventos anteriores e incluso a la demo publicada en Xbox LIVE y PSN, The Run ofreció su adictivo estilo de juego a los presentes, tanto en la campaña principal para un jugador (de la que os hablaremos próximamente) y del consabido multijugador. Veamos pues qué nos depararon los campeonatos online así como sus características más llamativas.

Como si de un hijo pródigo de Need for Speed Hot Pursuit (sin duda una de las mejores entregas de la saga en la última década) y de Most Wanted se tratara, The Run ensalza sus virtudes y oculta sus defectos gracias a una explosiva puesta en escena, repleta de coches de lujo, velocidad innata a la serie y un aspecto general colorido y de empaque, en parte gracias a las muestras de poder de Frosbite 2.0., motor gráfico de Battlefield 3. The Run diluye las portentosas muestras explosivas y cazurras en la mecánica de Hot Pursuit, pero se guarda parte de su ADN para las persecuciones que nos esperarán en la mayor carrera de los videojuegos, de San Francisco hasta Nueva York.

Con una baza como Hot Pursuit y el recuerdo de anteriores Need for Speed en su estilo –no en vano son nombrados directamente Underground, Carbono y Most Wanted en las distintas opciones de juego-, The Run basa parte importante de su concepción en el robusto y constante modo multijugador.

Imagen de Need for Speed: The Run

MULTIJUGADOR OMNIPRESENTE

El modo multijugador se convierte en la columna vertebral de The Run de modo activo y pasivo. Por una parte tenemos a nuestra disposición varios modos de juego online en los que competir contra nuestros contrincantes, tanto desafíos como persecuciones o interesantísimos torneos de varias pruebas -sin duda el modo que más gustó entre los asistentes-, donde a base de clasificaciones y puntos obtenidos se discernía el campeón tras tres carreras, al más puro estilo campeonato de F1. La capacidad de sugestión de este modo llega a embarcarnos en una espiral de cábalas sobre los puntos necesarios para ganar tal o cual torneo, pensando en nuestra posición y las aptitudes de nuestros rivales. Se encuentra, con merecimiento, entre los activos más interesantes de The Run además de convertirse en una lucha online constante por ganar los campeonatos, que en principio se compondrán de tres pruebas a falta de una confirmación respecto a la edición del número de carreras.

Pese a resentirse técnicamente respecto a la parte monojugador, el multi de The Run se desarrolla sin ningún tipo de tirón, lag o cualquier nomenclatura demoníaca del mundo online. La suavidad de movimientos, tuyos y de los rivales, es digno de mención, y pese a contar con algunas apariciones espontáneas de vehículos, achacable a la versión mostrada, el nuevo juego de Blackbox cumple sobremanera con las expectativas de una parte tan importante en la actualidad.

Imagen multijugador de The Run

Autolog, estrenado en Hot Pursuit, vuelve con fuerza, mejorando sus aptitudes y opciones cual Soldado Universal. Esta herramienta competitiva y social que une a todos los jugadores del juego, y de la franquicia, aportará su propio muro de noticias, donde podremos dejar mensajes a otros corredores, batir sus marcas o recibir menciones en forma de logros y medallas. Podremos ver qué sucede en cada momento, así como enterarnos de qué marcas nos han batido y quién. Será accesible desde el propio juego, lógicamente, así como desde nuestro smartphone y desde Internet. Parece que las redes sociales nacidas bajo las entrañas de los juegos se asientan -tan sólo hay que mirar Battlefield 3 o Call of Duty-, “Autolog” fue el primero, y hasta ahora el más completo.

Otro aspecto de la integración del Autolog en The Run será la de convertir al juego de EA en una competición mundial, pues se compararán constantemente las puntuaciones y tiempos de la carrera que da título al juego, en su modo para un jugador, en tiempo real. Need for Speed: The Run ha dejado buenas impresiones a los asistentes. Tanto la concepción del modo principal a modo de película de Michael Bay como su modo multijugador parecen dar con la tecla en esto de unir la acción y la velocidad. Es un juego de velocidad, pero con personalidad y bien llevado argumentalmente. Habrá que ver hasta qué punto implica a la comunidad online con sus propuestas, si no, tiempo al tiempo.

Adrián Hernán 03 | 11 | 2011