La beta multijugador de Gears of War 3 está a punto de abrir sus puertas en Xbox Live. JuegosDB ha tenido el privilegio de participar de manera temprana en la misma para poder contaros las novedades y principales cambios que veremos en esta beta, un adelanto perfecto para lo que nos espera a partir del próximo 20 de septiembre en Xbox 360. Aunque no se trata de la versión final del título, lo que hemos visto hasta el momento nos ha dejado muy buen sabor de boca y no podemos más que esperar con ganas que el título aterrice en las tiendas de todo el mundo.

Como no podía ser de otra manera, el multijugador ha experimentado pocos cambios, al menos a primera vista. Se han solucionado, eso si, algunos problemas de peso, como el de la latencia, que parece no estará presente una vez que Gears of War 3 llegue a la consola de Microsoft. Y es que en Epic son conscientes de la importancia que tiene ofrecer esta última entrega de las aventuras de Marcus y compañía de la mejor forma posible. Aunque parece evidente pensar que habrá más capítulos de la saga, la historia que todos conocemos llega a su fin con esta tercera parte, por lo que no debe quedar ni un sólo punto por pulir, especialmente en el multijugador, posiblemente su principal arma para convertirse en el juego más esperado de 2011.

ESPECTÁCULO BRUTAL

Aunque la beta no abre sus puertas para los usuarios hasta el día 25, ya había algunos jugadores aficionados a la franquicia disfrutando de la beta en el momento de probarla. Esto nos ha permitido comprobar qué tal funcionan los servidores dedicados de la obra, que al fin hace su carta de presentación en la saga, eliminando de un plumazo todos los problemas que encontrábamos en Gears of War 2. Durante las horas que hemos disfrutado de esta salvaje carniceria no hemos experimentado ningún problema con el “lag”, lo que sin duda supone un aliciente muy importante para el multijugador de esta obra, igual o más importante que la campaña principal.

Además del uso de servidores dedicados, hemos apreciado otros cambios importantes, especialmente a nivel técnico, con una mejora en el apartado gráfico muy interesante. La paleta de colores ha cambiado hacía los tonos pastel, originando una sensación muy diferente a los tonos utilizados en la dos primeras entregas. Los escenarios ofrecen, al menos en apariencia, mayor espacio para la acción, además de unas texturas más cuidadas y nítidas. Las expresiones y movimientos de los personajes también se han cuidado y se nota un esfuerzo enorme por conseguir alcanzar el techo gráfico de Xbox 360. Lógicamente, esto no podremos comprobarlo hasta que hayamos jugado la campaña, pero sólo con el multijugador hemos quedado muy satisfechos.

La beta nos ofrece tres modos de juego diferentes: Team Deathmatch, Capture the Leader y King of the Hill. Como ya podréis imaginar, el primero de ellos, además de ser el más popular, es un combate por equipos, donde gana el primero que consiga X muertes de los rívales. La segunda opción, por su parte, selecciona a uno de los jugadores como lider, siendo nuestra misión protegerlo mientras intentamos dar caza al jefe del equipo rival. En el último modo de juego deberemos capturar diferentes zonas del escenario, también por equipos, hasta conseguir un número de puntos determinado. El éxito de estos modos de juego ya estaba contrastado en otras entregas, por lo que resulta lógico su inclusión en la beta.

NUEVAS ARMAS Y PERSONAJES

Los veteranos de la franquicia se alegrarán al saber que el arsenal visto en las entregas previas permanece inalterado para nuestro disfrute. Se han añadido, no obstante, nuevas armas que harán las delicias de los más curiosos, con algunas novedades destacables dentro del conjunto de armas. Para empezar tenemos el Retro-Lancer, que en lugar de llevar una motosierra como extra nos ofrece una afilada bayoneta, para poder trinchar a nuestros enemigos como está mandado. También tenemos una nueva escopeta, sensiblemente más potente que la original, aunque con un sólo disparo por cargador. Aparecen las granadas incendiarias, un nuevo rifle con mira de francotirador y la posible nueva joya de la corona, un lanzador de minas subterráneas que al ser disparado avanza en línea recta hasta encontrar un objetivo (o no).

Además de ampliar el arsenal crece el plantel de personajes, algo que ya sabíamos gracias a las imágenes y vídeos promocionales de la obra. Así, tendremos a Marcus y Dom disponibles desde el principio, mientras que Anya, Dom y Cole deberán ser desbloqueados. Para conseguirlos no tendremos más que jugar una serie de partidas, que nos irán dando acceso a los personajes citados, además de a nuevas tropas Locust, que también amplian su número. Se ofrece, además, una nueva versión de Cole, basada en el personaje cuando jugaba al “trashball”, el deporte que causaba furor en Sera antes de que los Locust decidieran salir a darse un paseo por la superficie.

Esta beta multijugador está compuesta por cuatro mapas diferentes, dos situados en espacios abiertos y otros dos situados en espacios cerrados. Todos presentan sus particularidades, como una tormenta de arena que no nos dejará ver nada en las trincheras o un vídeo marcador que podremos hacer caer al suelo para acabar con la vida de todo el que se encuentro debajo del mismo. Obviamente, el título ofrecerá más mapas para el multijugador, pero cuatro se antoja una cifra interesante y correcta para una beta, que no tiene más objetivo que aplacar el mono de los fans y solucionar posibles errores de jugabilidad.

EN EL CLAVO

Junto con todo lo anteriormente destacado, se han añadido una serie de logros y extras que iremos desbloqueando al cumplir una serie de objetivos, como matar X enemigos con la escopeta o ganar un número determinado de partidas. Como en muchos otros títulos multijugador, se añaden medallas y categorías y se mantiene la posibilidad de ir subiendo de nivel. Además, se ha creado un sistema de estadísticas muy acertado, donde podremos comprobar cómo nos va en la beta, además de poder realizar cambios en nuestro personaje y armas principales.

La beta de Gears of War 3 es un aperitivo excelente para lo que nos vendrá dentro de unos meses. Como decimos, existen pocas novedades en materia jugable, pero las que se han añadido resultan interesantes (ahora deberemos dejar pulsado un botón para cambiar de arma, por ejemplo). La inclusión de servidores dedicados se antoja esencial y a buen seguro resultará todo un alivio para los usuarios, así como el remodelado apartado gráfico nos permite vislumbrar el verdadero potencial de Xbox 360, un mótivo más que loable para hacerse con un código de acceso a la beta (ya sabéis, reservando el título o comprando algún producto Microsoft).

Estamos convencidos del éxito de Gears of War 3 y esta beta va a servir de ayuda a sus responsables para poder crear un multijugador completo y casi perfecto. La espera se hace cada día más dura, sobre todo si tenemos en cuenta que el juego estaba inicialmente previsto para este mes de abril, aunque ofrecer esta beta como aperitivo ha sido una idea excelente que nos ayudará a pasar tres semanas de una forma divertida y brutal. Gears of War vuelve con fuerza y esta tercera entrega parece que concluirá un ciclo que empezó en esta misma generación y que se ha convertido, gracias a Epic, en uno de los referentes actuales de Xbox 360, tanto en solitario como en compañía. Imprescindible.

Antonio López 18 | 04 | 2011