avance-monster-hunter-tri-wii
Es sumamente difícil perder un rastro cuando éste sobrepasa con creces los lindes del mal olor. Los cazadores llevan todo el día persiguiendo al esquivo Congalala, un simio gigantesco que no sólo tiene la osadía de llevar un pelaje rosado de lo más cursi, sino que además perturba la tranquilidad de la aldea más cercana con sus titánicas ventosidades. Poco a poco, la impenetrable espesura de la jungla se doblega ante las armas de los héroes, que finalmente dan con la guarida del monstruo. La batalla transcurre como una partida de ajedrez preparada al milímetro: el arquero emponzoña a la criatura a distancia con sus flechas venenosas mientras los dos espadachines luchan contra ella alentados por los cánticos del bardo. Pero algo va mal. El adversario huye despavorido ante la aparición de una sombra draconiana acompañada por el batir de unas alas inmensas. El grupo de valientes se gira inmediatamente… y contempla fascinado al siguiente eslabón de la cadena alimenticia.

La saga Monster Hunter es un homenaje a aquellos jugadores que aprenden a levantarse después de una dura caída… para a los pocos segundos caer por un abismo aún mayor. El título lo dice todo: el protagonista es un cazador de monstruos que normalmente se convierte en el vigilante de una aldea. Al principio los encargos son meros tutoriales encubiertos, pero poco a poco los adversarios son cada vez más temibles y gigantescos. La victoria no depende de estadísticas o de niveles, el azar no tiene cabida en estos títulos; la clave consiste en contemplar al enemigo, conocer su hábitat y preferencias como si de un documental se tratase. Sólo de esta forma el guerrero sobrevivirá a la danza mortal, prediciendo los movimientos de su adversario para acabar marcando los pasos de baile que conducirán a la bestia a un desdichado final.
avance monster hunter tri monster hunter tri avance
La característica más importante de este juego es su vertiente cooperativa: las misiones más difíciles requieren la ayuda de otros tres cazadores. Irónicamente, su mayor virtud en costas japonesas se ha convertido en su peor enemigo en tierras europeas; hasta la fecha los Monster Hunter se han visto exentos de un modo online, obligando a los jugadores a reunirse en un mismo espacio para salir de caza. Por lo tanto, no es de extrañar que los fieles de la franquicia estén esperando la llegada de Monster Hunter Tri, ya que éste sí incluye la posibilidad de jugar con fans del resto del mundo, aunque todavía queda por confirmar si Capcom ensombrecerá la ilusión con la amenaza de añadir subscripciones.

Obviando el salto gráfico y la mejora del control, la nueva entrega de la saga contiene otra serie de añadidos sumamente interesantes. Para empezar, el modo historia deja de ser un pobre desfile de tareas inconexas para convertirse en una trama más sólida que guía al jugador por un mundo lleno de peligros. Asimismo, se agradece la aparición de un tutorial más natural y completo que en otras entregas, donde el neófito se veía agobiado con la lectura de numerosos manuales que no servían de nada cuando un unicornio con poderes eléctricos le pisaba los talones.
monster hunter tri wii exclusive monster hunter tri gameplay
Los monstruos al fin se darán cuenta de la existencia del resto de congéneres con los que comparten hábitat, e interactuarán entre ellos en lugar de seguir comportamientos preestablecidos. La ecología es más realista, y un ciclo de día/noche apremiará al jugador a acabar su misión antes de que se ponga el sol; por suerte, éste podrá encender antorchas que ahuyentarán a las alimañas más pequeñas pero atraerán la atención de indeseables. De este modo, las múltiples zonas nunca perderán su encanto, como si no se tratasen de pasillos encubiertos.

Los que teman el agua y todo lo que viva allí ya pueden empezar a temblar de miedo, porque tarde o temprano la caza continuará en las fosas abisales. Los controles permanecen intactos salvo los comandos de rigor para que el jugador pueda descender hacia la penumbra líquida o ascender hacia la salvación terrestre. Los monstruos acuáticos tienen la mala costumbre de surgir de repente para asustar al incauto, y sus apariencias pretenden infundir espanto y pavor: escualos tan rápidos como mortíferos, cocodrilos hambrientos… y algo más…
monster hunter tri ingame monsters hunter tri video
Pese a todas su novedades, la base de Monster Hunter Tri sigue siendo la misma: morir, morir, morir, refunfuñar y morir. Al principio, las criaturas parecen imposibles de vencer, pero poco a poco la observación y la dedicación revela sus puntos débiles; es entonces cuando el esperanzado cazador retomará misiones anteriores para recopilar materiales necesarios -extraídos de la naturaleza o de los cuerpos inertes de sus contrincantes- para construir un arma que incluya el elemento antagónico de la bestia o una armadura que lo proteja de sus embistes. Sobre el papel, esta mecánica puede parecer reiterativa e incluso absurda si se tiene en cuenta que algunos de los trajes requieren que el protagonista vaya en tanga, pero el viaje de superación que se emprende es totalmente único y gratificante, especialmente cuando lo invencible acaba mordiendo el suelo.

En este sentido, Capcom ha preferido reducir el número de objetos para no complicar demasiado las cosas; ya no será necesario pasarse un cuarto de hora rebuscando en la armería hasta dar con la combinación ideal. Asimismo, la desarrolladora ha desechado armamento clásico como las espadas dobles y lo ha sustituido por nuevas piezas estrambóticas como el Hacha Cambiante que puede transformarse en sable. Aunque es habitual empezar la aventura dominando una sola arma, a la larga es muy recomendable acabar controlándolas todas. En los títulos disponibles para PlayStation Portable, esto podía ser un poco engorroso debido al control complejo, pero los más veteranos llorarán de alegría al descubrir que los días de “el gancho” han terminado mientras que los novatos pueden sentirse privilegiados de no haberse enterado de esta última referencia.

Una amalgama de monstruosidades se prepara para el desfile de primavera de Nintendo Wii. Monster Hunter Tri podría convertirse en la réplica del tsunami que sacudió la sociedad japonesa con la llegada de su primera entrega; la inclusión de un modo online, la posibilidad de hilvanar estrategias con el Wii Speak y el control mejorado lo convierten en la cacería definitiva. Y por si eso fuera poco, nuevos peligros surgirán de las inexploradas zonas marítimas para despedazar al aventurero incauto sin remordimientos ni concesiones. Nunca antes una derrota había sido tan gratificante como una victoria.

Daniel Cáceres 10 | 02 | 2010